-    Escrito por esther

Tortuga en peligro de extinción masacrada en Venezuela

Dias atrás, un grupo de vecinos de Río Caribe encontraron en la Playa Pupú, en el oriente venezolano, una tortuga gigante que murió a los 25 años víctima de golpes y pedradas efectuados por asesinos que aún no han sido identificados.

De acuerdo a la información proporcionada a los medios de comunicación por Hedelvys Guada, quien se desempeña como directora del Centro de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas (CICTMAR), la tortuga, una Cardón hembra (Dermochelys Coriacea) de 146 centímetros de largo y 104 centímetros de ancho, tenía fracturado el cráneo producto de un golpe realizado con un objeto contundente.

Dermochelys Coriacea

Tras el terrible hallazgo, Beatriz Alcalá, la coordinadora de CICTMAR, reveló que una de las hipótesis manejadas es que la intención de quienes mataron a esta tortuga que se encuentra en peligro de extinción haya sido la de comercializar su carne. Para ella, la luz del amanecer impidió que los atacantes pudieran llevarse de la playa los restos del animal.

En relación a las iniciativas desarrolladas para evitar estas pérdidas, la especialista aseguró que, en los próximos dias, se llevará a cabo un plan informativo sobre la importancia de proteger a las especies en vías de extinción y se replantearán los programas de conservación. Más allá de lo que pueda hacer su institución, Alcalá cree que la muerte de la tortuga “impactará de forma positiva en la comunidad, en especial en los niños de la zona por la admiración que profesaban por el animal marino”, tal como reprodujo El Universal.

Por el momento, parece que los esfuerzos de los ecologistas están enfocados a evitar nuevos asesinatos y a reforzar los planes de conservación. Mientras tanto, las despreciables bestias que atentaron contra la vida de una tortuga continúan su vida sin tomar conciencia del mal que ocasionaron. Por esa razón, desde El Blog Verde deseamos que este aberrante hecho pueda esclarecerse lo más rápido posible para que los asesinos de la tortuga sean condenados como corresponde.

Foto: Flickr