Archivo de la etiqueta: Calentamiento Global

La erosión esta destrozando Alaska pedazo a pedazo

En los últimos años parte de la costa de Alaska está sufriendo el doble de erosión que el registro histórico que se tiene. La pérdida de terreno está documentada con fotografías que muestran secciones de costa que han colapsado hacia el océano.

image El estudio no ha comprendido la totalidad de la costa de Alaska, pero en la sección observada se ve un cambio que puede deberse a la pérdida de hielo en el Ártico, por culpa del calentamiento global.

En la superficie de la costa en Alaska se viene midiendo en los últimos años un aumento de la temperatura de la superficie del mar, y un aumento del nivel del mar. También se han incrementado las tormentas, y la potencia de las olas.

“Estos factores podrían llevar a una nueva era en la interacción entre océano y tierra que parece estar respondiendo a la reconfiguración de la costa ártica”, dicen los autores del estudio, publicado en Geophysical Research Letters.

El estudio ha comprendido 64 kilómetros de costa en el mar de Beaufort, Alaska. Compararon la erosión de la costa entre 2002 y 2007, comparando también con dos períodos anteriores.

En los años 50-70, la erosión costera era de un promedio de 6,1 metros por año. En los años previos al 2000, la erosión había aumentado a unos 8,5 metros de promedio.

Pero durante los últimos años, entre 2002 y 2007, la erosión de la costa de Alaska aumentó a 14 metros por año, en promedio. Hay secciones de la costa que han perdido 24 metros tan sólo durante el año 2007

Fuente: Livescience

14.000 km2 de hielo se desprenden de la Antártida

Aquí en El Blog Verde venimos informando sobre cómo el calentamiento global está afectando cada vez más a la Antártida. Ahora es noticia el desprendimiento de un “fragmento” de 14.000 kilómetros cuadrados de la plataforma de hielo Wilkins. Esa inmensa cantidad de hielo se ha descompuesto en gigantescos icebergs que se están dispersando por el Océano Austral.

image La plataforma de hielo Wilkins es una inmensa superficie de hielo que flota sobre el mar austral de forma permanente al suroeste de la península antártica. Esa región es la que más se ha calentado por culpa del aumento global de la temperatura: 0,5 grados por década durante los últimos 50 años.

Esto lo pudo constatar un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que está analizando el colapso del ecosistema del Mar de Belinghausen, que se encuentra al oeste de la península antártica. Toda la placa se encuentra cuarteada y un 25% ya se ha fragmentado.

Esto significa que se pierde una inmensa cantidad de hielo en la Antártida. Que se derrite, y que al hacerlo enfría las aguas y las corrientes marinas cercanas. Todo esto afecta gravemente al clima mundial.

Para que se hagan una idea el tamaño de esa placa es equivalente a dos veces el del País Vasco. El problema es que las aguas de la zona están extraordinariamente cálidas.

"Estamos constatando evidencias de una producción biológica muy elevada en la zona donde se están recibiendo los hielos liberados”, dijo Jordi Dachs, investigador del CSIC y jefe científico de la campaña ATOS. “Por un lado, la presencia de fauna es muy abundante, con la mayor concentración de ballenas yubarta y focas leopardo que hemos encontrado hasta el momento. Además hemos detectado concentraciones muy bajas de CO2 en el agua marina, lo que sugiere que el aumento de penetración de la luz y los materiales que liberan los icebergs al fundirse fertilizan el océano".

Y Carlos Duarte, también investigador del CSIC y coordinador del proyecto ATOS, concluye: "El Año Polar Internacional que ahora se cierra [de marzo de 2007 a marzo de 2009], ha visto, lamentablemente, la mayor pérdida de hielo documentada hasta el momento, tanto en el Ártico, donde se perdió una importantísima cantidad de hielo en 2007, como en la Antártida, donde estamos asistiendo a una pérdida dramática de hielo".

Vía El Mundo

La ONU promueve un gran acuerdo mundial sobre cambio climático

Los especialistas reunidos en un evento organizado por el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) han pedido a los líderes mundiales un “New Deal Ecológico” para enfrentar el calentamiento global.

Desde hoy y hasta el viernes 20, Nairobi (la capital de Kenia) alberga a más de 100 ministros de Medio Ambiente de todo el mundo, con el objetivo de que la crisis financiera internacional no minimice la atención hacia las cuestiones ecológicas.

Así, los miembros del PNUMA han solicitado a los dirigentes que comiencen a desarrollar un gran tratado ecológico al estilo del New Deal de Franklin Roosevelt, de manera que pueda reducirse la polución, proteger los bosques y evitar el calentamiento global, tal como recoge Europa Press.

El director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner, comentó: “Nos enfrentamos a una realidad sin precedentes ya que el cambio climático puede ser el desarrollo económico más importante antes que lo que sucede en Wall Street, o en los mercados financieros”.

Por eso, Steiner destacó que el medio ambiente no puede quedar “en espera” en momentos de crisis, sino que debe ser parte de la solución. La intención es que los líderes del G20 analicen esta cuestión en Londres, donde se reunirán en el próximo mes de abril.

Además de las consecuencias ambientales y humanas, el calentamiento global ocasiona importantes pérdidas económicas, ante la degradación del suelo y la necesidad de asistencia social tras inundaciones, sequías u otros fenómenos.

Frente a esta realidad, el PNUMA ha recomendado a los países del G20 que destinen, al menos, el 1% de su PIB a este “New Deal Ecológico” durante los próximos dos años, según informa AFP.

Foto: Flickr

Reducir emisiones de CO2 de ciudades con crecimiento inteligente y tecnología renovable

Un nuevo estudio muestra que un “crecimiento inteligente” combinado con el uso de coches híbridos,  podría reducir significativamente las emisiones de dióxido de carbono de las ciudades. Este gas es uno de los principales causantes del efecto invernadero que a su vez potencia el calentamiento global.

image El estudio fue realizado por la Georgia Tech City y según las conclusiones las emisiones podrían bajar muchísimo para el 2050. Se cree que si se cambia a vehículos híbridos, para ese año podrían lograr volver a los niveles de emisiones de hace nueve años. (Imagen por Joel Bedford)

Para ese año, 2050, las ciudades habrán crecido al doble de la población actual, lo que implicará muchas mas emisiones. Pero si se sigue un plan de crecimiento urbano inteligente y la utilización de automóviles híbridos, no sólo no aumentarán las emisiones, sino que se lograría reducirlas.

Para el estudio tomaron como caso 11 de las principales ciudades del oeste de Estados Unidos, y midieron un período de 50 años. Tomaron en cuenta tres escenarios diferentes: el uso de vehículos híbridos, y dos formas de crecimiento urbano con un planeamiento inteligente, lo que significa no alocado y pensando en el medio ambiente.

Entre las estrategias de crecimiento inteligente, es usar menos gas y la utilización de energías renovables. También el diseño debería tener una forma tal que permita caminar más y mejore el uso de los transportes públicos, estos obviamente eficientes e híbridos o directamente eléctricos.

Fuente: Newswise

Olas de más de 20 metros en Cantabria serán cada vez más comunes

El 24 de enero se vio al norte de Santander una ola de 26,13 metros de altura y otra de 24,64. Fueron medidas por una boya del Instituto Español de Oceanografía, son los registros más altos que se han registrado hasta la fecha en la costa española.

image

No sé si se hacen a la idea del tamaño, podría cubrir un edificio de ocho pisos. ¿Y eso qué nos ocupa a nosotros? Que son culpa del cambio climático. Este tipo de temporales está teniendo y tendrá mayor frecuencia, con olas cada vez más altas, como ya habíamos visto en agosto de 2008, con un estudio en el que se dice que Cantabria podría perder el 46% de sus playas por culpa del calentamiento global y todos los cambios que trae consigo en el clima, las mareas, las corrientes, el nivel del mar, las tormentas, etc.

Esa boya, llamada Augusto González de Linares, lleva un año midiendo las aguas frente a Santander, y cada vez los temporales y las olas son más grandes. En total, el Instituto Español de Oceanografía viene midiendo desde 1996, observando la misma tendencia.

El director del Grupo de Ingeniería Oceanográfica y de Costas de la Universidad de Cantabria (UC), Raúl Medina, dijo que la información que disponen de os últimos 40 años "indican claramente que hay una tendencia al alza en la altura de las olas y, fundamentalmente, en los fenómenos extremos".

"Es un tema serio. No seamos alarmistas, porque estas cosas ocurren, pero es serio. Tenemos la constancia y la evidencia de que hay un aumento del oleaje y deberemos tomar las medidas oportunas para adecuar las obras que hacemos a las nuevas condiciones existentes en el Cantábrico", añadió Medina.

Vía El Mundo

Los efectos del calentamiento global podrían durar 1000 años

Un equipo internacional de científicos ha publicado un informe en Proceedings of the National Academy of Sciences de Estados Unidos, en el que se dice que si los niveles de dióxido de carbono de la atmósfera terrestre siguen aumentando más allá de lo que están hoy en día (concentraciones de 385 partes por millón), puede tener efectos irreversibles en el clima terrestre durante 1000 años.

image

Imagen por TheZionView

El informe fue realizado por el Laboratorio de Investigación del Sistema de la Tierra de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), que depende del Departamento de Energía.

El dióxido de carbono es uno de los principales gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global, y que es en gran medida liberado por la actividad humana.

Los científicos del estudio dicen que si el dióxido de carbono sigue aumentando en la atmósfera, cada vez habrá menos precipitaciones (lluvia y nevadas) en áreas que ya están hoy en día secas. También dicen que el calentamiento global actual se está viendo retrasado porque los océanos absorben gran parte del calor, pero no lo harán por siempre, y eventualmente liberarán ese calor.

Como venimos diciendo aquí en El Blog Verde, este grupo de científicos le pide a los políticos que se decidan a hacer algo hoy mismo, ya que seguir esperando podría tener efectos catastróficos. Dicen que hay que compensar los daños que ya ha sufrido el medioambiente por la contaminación humana.

“Este informe no nos dice que todo está perdido” dijo a la BBC Susan Solomon, principal autora del estudio. “Lo que afirma es que parte de lo que ya hemos causado es irreversible, pero ahora es el momento de tomar mejores decisiones para el futuro. Porque es en el futuro cuando ocurrirán los mayores cambios en el clima”.

Dicen los científicos que si los niveles de dióxido de carbono aumentan mucho más que los 385 partes por millón que hay hoy en día, si llegan a 450 o 600 ppm, se verá una disminución de las precipitaciones en Europa, el norte de África, suroeste de Norteamérica y en Australia.

“El calentamiento que ya estamos viendo es de 0,75 grados centígrados” dice Susan Solomon. “Pero si seguimos produciendo emisiones a la tasa actual será muy fácil que aumente a 1,5 grados centígrados y esto causará enormes cambios, particularmente en las precipitaciones de lluvia”.

Según Solomon, “los seres humanos somos muy adaptables y sin duda nos adaptaremos a los cambios. Pero debemos preguntarnos cuánto daño queremos realmente que sufra el planeta, cuánto cambio climático debemos permitir y cuánto tendremos que aceptar como alimento suficiente para la humanidad”.

Fuentes: BBC y Livescience

Alemania experimentará con ecosistemas marinos a pesar de la prohibición

Hace dos años se denunció un experimento terrible para supuestamente paliar el calentamiento global pero que no era más que una forma de lucrar, que terminaría destruyendo el medioambiente marino. Ahora el gobierno alemán ha dado el visto bueno a una misión “científica” que esparcirá hierro para así fertilizar el mar, y de este modo hacer proliferar al fitoplancton, que a su vez aumentará la absorción del dióxido de carbono.

image El fitoplancton son algas microscópicas que realizan el proceso de la fotosíntesis, por eso absorben dióxido de carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero. El problema es que un aumento antinatural afectaría todo el ecosistema de la región donde se arroje el polvo de hierro. Y eso podría crear un efecto dominó en la biodiversidad de las regiones aledañas.

Incluso algunos científicos creen que hasta podría fomentar en vez de reducir el calentamiento global, ya que podría crear una reacción química que generaría más protóxido de nitrógeno un gas invernadero muy potente.

Tanto científicos como ecologistas se han opuesto a este tipo de experimentos ya cuando se habían empezado a comentar hace dos años. Pero al parecer el gobierno alemán no se preocupa mucho por las consecuencias…

“Con el informe de expertos que se ha presentado, estoy convencida de que no hay ninguna objeción científica o legal (…) al experimento LOHAFEX”, afirmó la ministra alemana de investigación, Annette Schavan. “De modo que he decidido poner en marcha este experimento”.

El plan alemán será echar seis toneladas de hierro en el Atlántico sur en zonas con un total de 300 kilómetros cuadrados. El problema es que este tipo de experimentos contradecía una moratoria sobre fertilización artificial de los océanos aprobada por la Conferencia de la ONU sobre Biodiversidad en Bonn.

Pero se aprovecharon de un tecnicismo en el que se dice que la moratoria no afecta a los experimentos en pequeña escala.

El barco ya ha zarpado el 7 de enero, con 48 científicos a bordo. Primero investigarán donde es mejor arrojar el hierro, y la misión terminará el 17 de marzo en Punta Arenas, Chile.

Vía El Mundo

El daño del tráfico aéreo visto en un video

La aviación o el tráfico aéreo generan un profundo impacto en el medioambiente, ya sea por el ruido y también por los gases que emiten con sus motores, que son gases de efecto invernadero, que contribuyen al calentamiento global.

En los últimos años se ha multiplicado el tráfico aéreo, sin que se haya realizado algún cambio para hacer menos dañino su paso por los cielos del mundo, si bien hay algunos buenos ejemplos. Pero desde 1990 a 2006, las emisiones de gases invernadero han aumentado un 87%.

Para que se den una idea de lo que genera el tráfico aéreo en el mundo les dejo un video en el que se sigue la densidad de aviones yendo y viniendo de todas partes del mundo, son las lucecitas. Esto supondría 24 horas de aviones nada más.

Alberto de Mónaco y una travesía ecológica al Polo Sur

En 2006, el príncipe Alberto de Mónaco estuvo en el Polo Norte, preocupado por el calentamiento global. A casi tres años de esa experiencia, este miembro de la realeza ha decidido encarar un nuevo viaje de interés ecológico, esta vez hacia el Polo Sur.

Tras una travesía de diez días que realizó juntó a su amigo sudafricano Mike Horn, el príncipe Alberto logró desplegar la bandera de Mónaco en la Antártida. A los 50 años de edad, tuvo que prepararse durante un largo tiempo para estar en óptimas condiciones físicas y poder tolerar los 40 grados bajo cero de la región.

Ya instalado en el Polo Sur, el príncipe Alberto planea visitar 26 estaciones de investigación de 18 países, con el objetivo de mejorar sus conocimientos sobre el cambio climático. Para eso se entrevistará con diversos vulcanólogos y climatólogos que trabajan en la zona, señala El País.

El monegasco ha logrado convertirse en el único jefe de Estado del planeta en haber visitado los dos polos. Conciente de que sus viajes llaman la atención de los medios de comunicación de todo el mundo, su objetivo es promover el debate acerca de la importancia del cuidado medioambiental.

A mediados del año pasado, un estudio científico advirtió que el Polo Norte es el más afectado por el calentamiento global, por lo que podría quedarse sin hielo. Tal vez la visita de Alberto de Mónaco ayude a lograr un mayor compromiso de la sociedad internacional respecto a su preservación. Como ya sabemos, la decisión política es imprescindible para alcanzar cualquier avance en la materia.

Foto: 20Minutos.es

Islas artificiales y nómadas para los refugiados ambientales

Dicen que los nuevos problemas requieren de soluciones innovadoras, ya que las fórmulas probadas suelen no funcionar ante circunstancias inéditas. El calentamiento global, por ejemplo, es una amenaza con consecuencias impensadas, como el surgimiento de los refugiados ambientales. Ante este problema, un arquitecto franco-belga ha realizado una curiosa propuesta.

Ya se sabe que, ante la emisión de gases contaminantes, la temperatura está incrementándose de forma paulatina. El cambio climático ocasiona que los glaciares se derritan, lo que hace subir el nivel del mar. Si la temperatura promedio llegara a subir un grado centígrado, el nivel del mar aumentaría un metro, lo que dejaría bajo las aguas a grandes regiones de la India, Bangladesh, Holanda y otros países.

¿Qué pasará con la gente que vive en esas zonas? Sin dudas, deberá mudarse. El arquitecto Vincent Callebaut ya ha pensado un destino tentativo: las ecociudades Lilypad.

De acuerdo a Callebaut, los refugiados ambientales (que serían unos 250 millones si el nivel del mar llegara a subir dos metros) podrían vivir en islas artificiales construidas con fibras de poliéster y recubiertas con una capa de dióxido de titanio que ayudaría a absorber la contaminación.

Cada isla podría albergar a 50.000 personas y sería nómada, ya no tendría una ubicación fija, según señala Clarín. Estas ecociudades estarían construidas alrededor de un lago central que recogería el agua dulce y tendrían jardines y huertos suspendidos para el cultivo de productos frescos.

Es importante destacar que el proyecto de Callebaut contempla que las islas sean autosuficientes y sostenibles: producirían más energía de la que consumirían gracias al uso de energías renovables y de materias reciclables.

Por ahora, todo parece un cuento de ciencia ficción. Sin embargo, la poca conciencia de los seres humanos respecto al cuidado del planeta podría hacer que las islas Lilypad se vuelvan una necesidad.

Foto: Flickr