Escrito por Tendenzias

Superárbol: un invento peruano que purifica el aire

Este sistema, denominado PAU-20, permite eliminar partículas en suspensión y gases contaminantes como el dióxido de carbono. Con eficacia comprobada a través de las instalaciones piloto en Lima, se espera que este dispositivo pueda expandirse a ciudades de todo el mundo. ¿Su precio? 100.000 dólares, con la posibilidad de ser pagados a través de carteles publicitarios que se pegan en su amplia superficie.

Superárbol

El Purificador de Aire Urbano PAU-20 (o “Superárbol”) fue creado por un equipo de ingenieros de Tierra Nuestra, una compañía peruana especializada en la conservación del medio ambiente a través del diseño y la construcción de alternativas de energías renovables para procesos industriales.

Con una altura de cinco metros y 1200 kilogramos, este aparato permite purificar 200.000 metros cúbicos de aire por día, es decir, la cantidad diaria de aire que respiran 20.000 personas. Para la destilación del aire contaminado necesita 60 litros de agua que, junto al aire y bajo condiciones termodinámicas adecuadas, logran equilibrar su entalpía (proceso de absorción termodinámico). De esta forma permiten que el proceso de fijación de los contaminantes del aire en el agua sea continuo.

Además de eliminar polvo, gérmenes y bacterias, el PAU-20 proporciona información sobre la contaminación biológica ambiental y es capaz de fijar tanto CO2 por día como una hectárea de eucaliptos.

El año pasado, el ministro de Producción de Perú, Rafael Rey, se había comprometido a poner en marcha un plan piloto para llevar este sistema a los lugares más contaminados del país. En la actualidad, un prototipo de este dispositivo está en funcionamiento en Lima, en los exteriores de la sede del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Turismo.

Pese a esto, los impulsores del PAU están convencidos de que se necesita más apoyo de las instituciones privadas y estatales para lograr que su uso se extienda a distintos puntos de la capital.

Instalación del PAU-20

Jorge Gutiérrez Muñoz, Gerente General de Tierra Nuestra y uno de los creadores del Superárbol, resaltó, entre todas las ventajas del sistema, su capacidad de monitorizar los virus diseminados en los entornos urbanos a través del análisis del subproducto resultante de toda la operación de limpieza del aire. Gracias a esta propiedad adicional, es posible determinar las bacterias o virus responsables de ciertas enfermedades que afectan a la población de manera cíclica. Además, esta información sobre virus y bacterias presentes en el ambiente es beneficiosa para establecer tratamientos médicos con antibióticos concretos.

Según Gutiérrez, hasta el momento no existían posibilidades técnicas de controlar los contaminantes aéreos en entornos urbanos exteriores, por lo que calcula que esta tecnología se va a extender más allá de las fronteras nacionales.

A través de datos ofrecidos por la Dirección General de Salud Ambiental del país (DIGESA), se pudo saber que en Perú mueren unas 10.000 personas por año debido a enfermedades relacionadas con la contaminación aérea, es decir, una media de 27 personas por día. En el caso de Lima, que se encuentra entre las 13 ciudades más contaminadas del país, una de las principales causas de esta contaminación es el exceso de emisiones procedentes del parque automovilístico

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos