Escrito por Tendenzias

Presentación y descripción del barniz ecológico

Actualmente oímos hablar mucho de productos naturales, ecológicos, bio… Estamos delante de una revolución de conceptos, no solo a nivel de salud sino también de practicidad y naturaleza. Entre ellos, descubrimos nuevos productos como el barniz ecológico.

Frente a productos químicos, manipulados y tratados, cada vez más surgen nuevas alternativas que nos ayudan a contribuir a la mejora del medio ambiente y también, por qué no decirlo, a que nuestra salud se vea menos afectada.

¿Qué es el barniz ecológico?

Uno de los productos que nos encontramos actualmente en el mercado es el barniz ecológico, que nos puede traer beneficios delante de otras propuestas más químicas. Este tipo de barniz se diferencia por su composición, ya que contiene elementos más naturales, lejos de los productos más nocivos. Así que se diferencia de los otros barnices que están hechos de productos químicos.

El barniz es, por defecto, una disolución en líquido que podemos aplicar sobre un objeto para protegerlo de factores externos como son el aire, el frío, el sol y la humedad. De esta manera, al aplicar un barniz, se crea una capa de protección que permite que las cosas nos duren un poquito más y, a la vez, deja un bonito acabado.

que-es-el-barniz-ecologico

Por ejemplo, mesas y sillas que suelen estar en el exterior se deterioran con el paso del tiempo. Las condiciones metereológicas dejan huella en ellos y, si no se cuidan, quedan muy afectados. También pasa con muebles de madera que tenemos en el interior de nuestras viviendas, son mobiliario que conviene barnizar, no solo para que reluzcan y se vean más bonitos sino porque, de esta manera, lograremos que nos duren más tiempo. Es por esto que era muy común utilizar sólo barnices con resina sintética que nos ayudaban a crear este filtro de protección.

Así que, al empezar de hablar de barniz, nos puede parecer incompatible que algo natural nos proteja de factores naturales, pero aquí está el factor ecológico que entra en acción.

Si analizamos los barnices convencionales, vemos que su principal característica es que están compuestos por componentes orgánicos volátiles, los denominados COV. Estos elementos se llaman así porque se evaporan fácilmente, contaminando así la atmósfera con mucha facilidad. También tiene diferentes efectos nocivos en la salud, ya que esta evaporación provoca inhalaciones nocivas.

Descripción del barniz ecológico

Una de las propiedades más apreciadas de este barniz ecológico es que su materia prima es de origen vegetal o mineral, favoreciendo la eliminación de esos componentes orgánicos que tanto contaminan, emitiendo así vapor de agua. Este tipo de elementos que emiten los diferentes disolventes químicos son responsables de un tanto por ciento muy elevado de contaminación en nuestro medio ambiente.

descripcion-del-barniz-ecologico

De hecho, un 24% de los COV emitidos en la atmósfera proceden justamente de los disolventes. En cambio, la contaminación del barniz ecológico siempre será notablemente inferior a la convencional.

Barniz ecológico: Durabilidad

Una de las propiedades más destacadas de este producto ecológico, es la durabilidad. Cuando barnizamos un mueble con barniz convencional, éste nos dura entre 3 y 10 años, dependiendo siempre del tipo de mueble, de madera, de su usabilidad y sus condiciones de vida, en interior o exterior. Pasados unos años hay que volver a barnizarlo: esto significa lijar la madera de nuevo y empezar otra vez. En cambio, una de las características del barniz ecológico es que la duración es mayor. No hay que revisarlo hasta al cabo de muchos años más, siempre según su uso habitual. Y, además, no tendremos que iniciar todo el proceso, sino que bastará con volver aplicar una fina capa de barniz para que la madera reluzca, vuelva a estar más protegida y que parezca como nueva.

Barniz ecológico: Transpirable

Una característica destacada de este barniz ecológico es que es más transpirable que otros productos del mercado. Al aplicar la capa en el mueble no tapa los poros, cosa que significa que la madera podrá transpirar más y su salud como objeto será más duradero.

Barniz ecológico: sostenible

Ofrece también una mayor protección ante los cambios de tiempo y temperatura, siendo así una sostenibilidad que no solo hace referencia al medio ambiente de nuestro alrededor cuidando nuestro planeta y mejorando, también así, nuestra salud.

Barniz ecológico: salud

Otro beneficio muy destacable es el referente a la salud, ya que con productos naturales evitamos respirar materiales nocivos que nos puedan provocar reacciones alérgicas, inhalaciones o problemas de piel. A veces no somos conscientes, porqué nuestro día a día está lleno de estos pequeños actos. Respiramos de diferentes ambientes y no podemos controlarlo. Es por esto que, cuando tenemos la ocasión, conviene vigilar qué tenemos a nuestro alrededor. Eso nos permite mejorar la calidad de vida utilizando un producto eco como este barniz ecológico.

Hay que aprender, y esto cada vez por suerte está más extendido, que los productos sostenibles y ecológicos no tienen porqué estar reñidos con los conceptos de calidad y fiabilidad. Muchas empresas poco a poco optan por invertir en este tipo de productos, priorizando así su fabricación. A veces no es fácil gestionarlo porque puede llegar a ser más caro en cuanto a su producción, pero a la larga puede ser más beneficioso.

barniz-ecologico-salud

La empresa también sale beneficiada porque contribuye a reducir los niveles de contaminación en el medio ambiente y ayuda a una producción más sostenible. Cierto que a veces el precio puede resultar un poco más elevado que productos de otra índole, pero el precio es relativo cuando hablamos de mejoras en la salud y el medio ambiente. Pero en otros casos, es más barato y favorece a todo el medio ambiente. Por ejemplo, hace poco hicimos un artículo sobre pisos hechos con residuos naturales. Os lo dejamos aquí:

Pisos ecológicos hechos con excrementos de vaca

Aunque tengamos que invertir un poquito más a la larga será beneficioso para nuestra salud, nuestro cuerpo nos lo agradecerá en un futuro. Y a nivel ambiental, el planeta también saldrá ganando, porque contribuiremos a poner nuestro grano de arena en un mundo que, si no lo cuidamos, puede tender a desarrollar otros problemas en su ecosistema.

Tan solo se necesita ir a comprar el producto adecuado, poder comparar y analizar los beneficios para que nuestros objetos y nuestra salud salgan beneficiados, y este tipo de barniz ecológico puede contribuir a nuestra salud del día a día.

Barniz ecológico frente al barniz convencional

La madera, al ser un material que absorbe y desprende humedad, sufre contracciones y dilataciones. Entonces aplicamos una capa de barniz para evitar que la madera se rompa. ¿Es mejor usar un barniz ecológico o un barniz convencional?

Un barniz convencional es vulnerable a los rayos UV y la capa que deja sobre la madera va perdiendo elasticidad. Además, forma una barrera impermeable que no deja transpirar el vapor de agua de la madera. En cambio, el barniz ecológico está compuesto por materias primas de origen vegetal y/o mineral que garantizan la ausencia de sustancias tóxicas. Además, en caso de incendio, no desprende gases tóxicos y es ignífugo. También es hidrófugos, así que los muebles de madera en el exterior resisten mejor.

Barniz ecológico casero

¿Cómo fabricar nuestro propio barniz casero? Os explicamos a continuación dos métodos muy sencillos para que los llevéis a la práctica.

Colocamos en el interior de un tarro metálico unos clavos que estén muy oxidados. A continuación llenamos el tarro de vinagre, cubriendo los clavos. Cuanta más cantidad de vinagre pongamos, quedará más acuoso. Pasados unos días los clavos habrán perdido su capa de óxido, y el vinagre se habrá convertido en una sustancia muy parecida al barniz.

Otra manera de preparar barniz casero consiste en mezclar un litro de alcohol con escamas de goma laca en un frasco de vidrio. Tras agitarlo para que se mezcle bien, ya hemos obtenido un barniz casero.

Barniz ecológico para madera

Para fabricar barniz ecológico específico para madera disponemos de 6 recetas diferentes. ¿Estáis preparados?

Para la receta 1 necesitamos una taza y media de vinagre blanco y una almohadilla de esponja de acero. Para elaborar la receta 2 necesitaremos disponer de una taza y media de vinagre balsámico y una esponja de acero. Como podéis ver, la única diferencia es el tipo de vinagre usado. Para la receta 3 necesitaremos una taza y media de sidra de manzana y una esponja de acero. Si nos decidimos a “cocinar” la receta 4 tenemos que hacernos con una taza y media de vinagre blanco y un puñado de clavos oxidados. Si, por el contrario, elegimos la receta 5, solo necesitaremos una caja de saquitos de té. Para la última receta, la número 6, solo nos hace falta una taza de granos de café.

Para cocinar cualquiera de las primeras cuatro recetas mezclaremos ambos ingredientes en un frasco de vidrio. Después, lo único que hay que hacer es esperar a que el metal reaccione al ácido que contiene el vinagre. No debemos apretar demasiado la tapa del frasco para ayudar a la oxidación. Dejaremos reposar nuestra mezcla durante 24 horas y, pasadas esas 24 horas, sacar el metal del frasco. A continuación ya podemos aplicarlo sobre la madera. Tenemos que tener presente que tardará unos 10 minutos, aunque a veces la madera tarda un día entero en oscurecerse.

Si nos hemos decidido por las dos últimas recetas, debemos saber que para teñir madera con té o café elegiremos el ingrediente según la tonalidad que queramos como resultado. Prepararemos el té o el café igual que si fuéramos a consumirlos, pero en una cantidad 4 veces mayor de la normal. La cantidad de agua también irá aumentando de manera proporcional.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter