UP

-     Escrito por canguro

Pisos ecológicos hechos con excrementos de vaca

Hace unos pocos años, la Universidad de Michigan sorprendía con un curioso estudio de los excrementos de vaca. En el Michigan Biomass Energy Program se llegaba a la interesante conclusión de que todos estos desechos de animales podían ser utilizados para la edificación de todo tipo de edificios destinados al uso de viviendas. Así se haría realidad el sueño de construir pisos ecológicos.

¿Qué señalaba esta investigación llevada a cabo en Michigan? Los científicos fueron capaces de demostrar que los residuos obtenidos de estos mamíferos eran totalmente inodoros si se trataban de la manera conveniente. Podían ser utilizados para la fabricación de diversos materiales a través del conglomerado, y se conseguían unos resultados magníficos.

pisos-ecologicos-construir-con-estiercol-de-vaca

Pisos ecológicos con excrementos de vaca

¿Cómo se aplicarían estos materiales fabricados para construir pisos ecológicos? La manera de utilizar los excrementos de las vacas es la siguiente: el serrín es parte fundamental de los productos que se elaboran para usar en el sector inmobiliario, fabricados mediante la conocida técnica de aglomerado. La propuesta es empezar a sustituir estos restos de madera por cacas de animales. Éstas serían reemplazadas por las otras, de forma que, en adelante, se podría evitar la por ahora tan habitual tala incontrolada de bosques y la pérdida de miles de millones de árboles cada año. También sería una manera rápida y fácil de darle salida a los residuos orgánicos que se van creando de la propia actividad generada por el ganado.

Se puede obtener mucha más información sobre la investigación que fue llevada a cabo en Michigan en un reportaje que aparece publicado en NBC News y cuya puede resultar muy interesante.

pisos-ecologicos-excrementos-de-vaca-para-construir-casas

Con el paso de los años esta técnica se ha ido utilizando mucho en lugares como India, Pakistán, Afganistán y Kenia. En estos lugares no solo se les está sacando partido para obtener leche, queso, yogures, etc. También se ha estado utilizando para poder fabricar ladrillos, que podrían ser utilizados más tarde para construir pisos ecológicos. Hay otras zonas en las que se usa como combustible y como revestimiento para las viviendas. Utilizarlos en las casas se considera que puede llegar a ser muy efectivo por las buenas cualidades aislantes que poseen.

La India le está sacando mucho partido a estos desechos del ganado. Las cacas son recogidas para darles un uso realmente útil a la población. Se secan y, una vez secas, se convierten en una masa dura. Se les da forma circular y se van apilando en la pared, colocando unos paneles junto a otros. Le dan forma de ladrillo redondo haciendo una masa, mezclando esos residuos animales con máscara de arroz, paja y agua. Una vez se colocan en las paredes, se secan.

En cuanto a su uso como combustible, que ya se citaba anteriormente, se recurre a estos materiales durante la época del monzón, principalmente. Se quema en las cocinas y se les saca así mucho provecho.

Cómo se hacen pisos ecológicos con excrementos

Otra de las referencias en este campo la encontramos en Indonesia. Han ideado unos ladrillos más ligeros y más resistentes para poder construir pisos ecológicos. ¿Cómo ha sido el proceso?

Varios estudiantes de una conocida Escuela de Negocios recibieron un reconocimiento por una idea que pusieron en marcha con el nombre ‘EcoFaeBrick’. Bajo este nombre se encuentra una interesante iniciativa empresarial de unos chicos muy jóvenes. Se han dedicado a seguir los pasos que ya dio antes la investigación de la Universidad de Michigan y han creado materiales de construcción a partir de las defecaciones de mamíferos. ¿Cuál ha sido el resultado obtenido? Han conseguido unas piezas un 20% menos pesadas y un 20% más resistentes que los ladrillos fabricados con arcilla.

Las ventajas de este nuevo sistema son muchas y pueden ser interesantes para todo tipo de sociedades y lugares donde se puedan fabricar. Lo fundamental es que ayuda a contener la destrucción de nuestro medio ambiente. También permite sacarle todo el partido posible a los recursos naturales de la zona. Es, además, una formula más económica. También facilita la construcción de pisos ecológicos con este tipo de materiales tan biológicos.

Los productos fabricados por EcoFaeBrick siguen el siguiente proceso de elaboración: se coge el abono de vaca y se procede a su desintegración. Eso ha de añadirse a la arcilla y curarse todo en un proceso de calefacción con biogás. Es así como se consiguen reducir las emisiones de CO2 de la factoría de ladrillos. En estos casos, el 75% del total lo compone abono de excrementos de vaca y el 25% restante es arcilla. De la mezcla que se obtiene sale este magnífico material para edificar pisos y viviendas.

pisos-ecologicos-construccion-con-residuos-naturales

El uso de estos residuos para construir edificaciones viene de mucho tiempo atrás. En todas las partes del mundo, en sociedades más tradicionales y menos avanzadas, se recurrían a los desechos de mamíferos. Así encontraban una manera más eficaz de crear materiales para el sector de la construcción.

Otro caso muy evidente es el de la ciudad de Córdoba, en Argentina. En esta parte del planeta muchos campesinos han recurrido a ello para reforzar las paredes de sus hogares. Los cordobeses señalaban que las casas de vaca contienen un fermento que permite destruir el moho. Además, por el tema del olor no hay que preocuparse. Señalaban que estaba más que comprobado que los excrementos dejaban de oler mal una vez pasaba un periodo de tiempo de entre cinco y ocho horas.

El tema de construir utilizando los ladrillos generados con excrementos de vaca se incluye dentro de lo que se denomina bioconstrucción. Podría, de esta manera, hablarse de pisos ecológicos y cómo, a raíz de usar estos desechos orgánicos, es posible que un sector que tradicionalmente se ha considerado gran enemigo del medio ambiente y la ecología en realidad puede ser un buen aliado para edificación de viviendas y complejos urbanos destinados al uso humano.

El estiércol de vaca no es el único material natural que se ha estado utilizando para construir viviendas, evidentemente. Hay que incluir en el proceso, por supuesto, las piedras, la tierra, la arena, la madera, las hojas de las palmeras, el adobe y el barro.

La madre naturaleza nos ofrece muchos recursos para lograr construir casas y para generar los materiales de construcción que se podrán usar fácilmente en este sector concreto. El estudio de la Universidad de Michigan viene a avalar otros ensayos que ya se estaban realizando anteriormente y técnicas que, como ya apuntamos anteriormente, llevan décadas e incluso siglos aplicándose a esta actividad de edificación.

La biocostrucción es un fenómeno que irá a más a lo largo del siglo XXI. Somos cada vez más conscientes de la necesidad de respetar la Naturaleza en la que vivimos y nuestro entorno.

Otros residuos naturales para hacer pisos ecológicos

Actualmente, el consumo controlado de energía y recursos naturales se tiene muy en cuenta en la construcción de los pisos ecológicos. A la vez, se intenta reducir al máximo el impacto ambiental que se produce y los riesgos que puedan existir para la seguridad de sus habitantes.

¿Qué productos se eligen para construir estos pisos ecológicos? Para este tipo de arquitectura se utilizan materiales, evidentemente, ecológicos. Estos materiales son los que, tanto para su fabricación como para su colocación y mantenimiento, se han llevado a cabo con procedimientos de trabajo de muy bajo impacto medio ambiental.

Los materiales utilizados para este tipo de construcción tienen que ser duraderos y reciclables. Eso significa que deben estar compuestos de elementos que se puedan reciclar. Su origen será de recursos propios de la zona donde se va a construir. Además, tienen que ser naturales y, por tanto, que se descompongan: madera, tierra, adobe (el ladrillo sin cocer), bambú, madera, hojas, corcho, paja, serrín… Otra característica que deben tener es que no se alterarán con frío, calor o humedad.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que se pueden reutilizar residuos obtenidos de otros sectores, como mármol o pizarra. También se pueden usar residuos resultantes de otros procesos industriales, como cenizas o barro. Asimismo, pueden utilizarse residuos sólidos urbanos. Éstos últimos son el resultado de la vida que llevamos en casa.

Pero de estos residuos sólidos urbanos solo nos interesa la materia orgánica: son los restos que proceden de la limpieza, de cocinar en casa y los restos de cuidar jardines, patios o plantas en balcones. En resumen: es aquello que se pudre en relativamente poco tiempo: restos de comida, verdura, fruta, hojas, ramas, cáscaras de huevo, pétalos, hojas de infusiones… Algunos de los residuos más habituales que podemos encontrar en la materia orgánica son las cáscaras o pieles de las piezas de frutas o los filtros de café.

ElBlogVerde.com

Newsletter