UP

-    Escrito por blanca

Moringa oleifera, un árbol de innumerables cualidades

Un repaso por las características de los Moringa Oleifera, un árbol con grandes cualidades medicinales y nutricionales. Continuando con nuestro recorrido por los árboles más magníficos del mundo, les presentamos uno que es llamativo por una inmensa cantidad de motivos. Es el Moringa oleifera, un árbol que realmente podemos describir como una verdadera maravilla natural.

Esta vez no se trata de los árboles más altos, los más anchos o los más longevos, sino por la inmensa cantidad de beneficios que genera. Virtualmente cada parte del árbol es provechosa en algún modo, lo que es muy importante en las zonas donde suele crecer, como los desiertos de la India o África, pero también han sido llevados a Nicaragua, Brasil, Indonesia, etc.

*También te va a interesar:

Este es un árbol que soporta períodos prolongados de sequía, por lo que crece bien en todo tipo de zonas áridas o semiáridas, incluso en arena. En zonas de cultivos se utiliza como cerca viva o cortina rompevientos, también evita la erosión de suelo en zonas de con períodos fuertes de sequía y vientos fuertes. Crecen muy rápido, ya que en tan sólo un año pueden llegar a los 4 metros de altura, y ya dar frutos.

Benificios Nutricionales del Moringa Oleifera

Los beneficios del Moringa oleifera parecen ser innumerables, por ejemplo sus frutos son muy nutritivos. Sus hojas no dejan de ser producidas en períodos de aridez, con lo que genera un alimento vegetal que puede suplir los otros que escasean por la sequía. 25 gramos de hojas de este árbol pueden tener Proteínas 42%, Calcio 125%, Magnesio 61%, Potasio 41%, Hierro 71%, Vitamina A 272%, Vitamina C 22%.

descripcion de imagen

Para que os deis una idea, compararemos sus propiedades nutritivas con las de otros alimentos:

  • igual cantidad de proteínas que el huevo y el doble que la leche
  • 4 veces más calcio que la leche,
  • 3 veces más potasio que la banana,
  • 4 veces más vitamina A que la zanahoria,
  • 7 veces más vitamina C que la naranja.

No es un dato menor el que -además- su sabor sea agradable. E incluso algunas partes del Moringa Oleifera pueden comerse crudas, principalmente sus hojas y sus flores. Estas flores son color crema y tienen la gran ventaja de aparecer especialmente durante los períodos de sequía, brindando un alimento nutritivo a las poblaciones aborígenes -justamente cuando más se necesita.

De todos modos, son muchas las formas en que puede preparase este nutritivo alimento: en guisos, las flores en tortillas,  las hojas en ensaladas (su sabor es similar al berro), su fruto puede ser hervido y sabe como las chauchas, las semillas -similares en su gusto a los garbanzos – se pueden tostar. Las raíces también son comestibles, se asemejan a zanahorias y son picantes. Además se extrae aceite de sus semillas y hojas, que también es muy bueno, tanto como el de oliva, dicen.

Con estas propiedades tan espectaculares, no es de extrañar que a la moringa oleifera se la conozca como “el árbol de la vida” o “el árbol milagro”. Sin duda es uno de los árboles más ricos, nutritivos y con más usos de todo el planeta.

Propiedades medicinales del Moringa Oleifera

Los beneficios de este magnífico árbol no se limitan a la alimentación. Ya que tiene también una gran cantidad de propiedades curativas. Puede ser utilizado como anti-inflamatorio, analgésico, activador del metabolismo, purificador, antiasmático, anti-anemia, productor de hormonas, estimulador del crecimiento del pelo, protector del hígado, antihipertensivo, hidratante, homeostático, desintoxicante, fortalecedor de músculos y huesos, y también mejora ciertas funciones mentales como la memoria y la capacidad de aprendizaje.

el arbol de la vida
Además, ¿sabías que la moringa oleífera es una de las plantas más usadas en el Ayurveda, la medicina tradicional de la India? Esta medicina tradicional a base de plantas tiene alrededor de 2.000 años de antigüedad y es, junto con la medicina tradicional china, la más ancestral del mundo que aún sigue en práctica.

Entre las casi 3.000 plantas medicinales que describe el Ayurveda, la moringa oleífera es una de las más representativas y efectivas. Entre otros usos, sus hojas se aplican para la curación y cicatrización de las heridas en la piel, su corteza su utiliza para prevenir y combatir el escorbuto, y el jugo que suelta su raíz es eficaz contra la irritación de piel, entre muchos otros beneficios. Por algo es una de las plantas medicinales fetiche de una de las medicinas tradicionales más importantes y antiguas del mundo.

Otros usos

el arbol milagro
La moringa oleífera es también una planta que se suele utilizar en algunas zonas para el forraje, esto es, para el alimento del ganado. Las propiedades de esta planta mejoran la alimentación y el rendimiento del ganado vacuno, porcino, ovino o caprino.

Asimismo, su madera es de gran calidad para combustible de leña o para el carbón. Por otro lado, su celulosa también permite que se fabrique con ella papel de gran calidad.

Por otro lado, las semillas de la moringa oleífera, tratadas convenientemente, pueden ser un gran fertilizante natural para los cultivos.

Y como si fuera poco, como pueden ver en las fotos, es un árbol sumamente bello. Cuidemos estos seres verdes, que pueden ayudarnos mucho si los cuidamos nosotros a ellos.

Moringa Oleifera durante el embarazo

Tanto si vas a ser madre como si acabas de dar a luz a un bebé, las ventajas de la hoja de Moringa Oleifera como suplemento alimenticio son muy numerosas. Los múltiples nutrientes que guarda actúan en el crecimiento del feto aumentando sus defensas y ayudando a que herede algunas enfermedades de la madre. Durante el embarazo, los niveles más fundamentales que debemos tener en cuenta en el bebé son: el hierro, las proteínas, el calcio, el ácido fólico y la vitamina C para el desarrollo óseo del bebé. Son nutrientes que la Moringa Oleifera posee en grandes cantidades. El té de moringa o la ingesta de cápsulas hacen que el alumbramiento sea más llevadero en madres con problemas inmunológicos como la diabetes, el sobrepeso o los problemas respiratorios.

hoja moringa oleifera
Además, los niños que han absorbido Moringa durante el embarazo adquieren altos niveles de magnesio (esencial en 300 funciones del ser humano, incluyendo músculos y el corazón), poseen un mejor sistema inmune y con huesos más duros. Los niños necesitan Hierro para expandir el volumen de sangre que se “descontrola” en los periodos de crecimiento rápido. Es bueno saber que el contenido de Hierro en la Moringa Oleífera es 25 veces mayor que el hierro que se encuentra en las espinacas.

¿Cómo tomar la Moringa Oleifera?

La Moringa es un elemento que se puede tomar de 5 maneras diferentes, muy recomendables todas y cada una de ellas, pudiendo elegir la forma que mejor se adapte a tus gustos.

Moringa en polvo: Se puede tomar una cucharada pequeña de Moringa en polvo al día y durante los desayunos. Sin embargo, también se puede tomar por la noche ya que consigue mejorar la digestión y el sueño. La Moringa en polvo también puede ser un buen acompañante en momentos de régimen.

Moringa en cápsulas: Son las más sencillas y rápidas de consumir, se pueden consumir en los mismos horarios que la Moringa en polvo ya que son cápsulas con el mismo contenido. Se recomienda tomar las cápsulas antes de las comidas para recibir los nutrientes primero.

Té de Moringa: Algunas personas optan por comprar hojas de Moringa para hacer té con ellas. Con el polvo también se puede hacer un buen té, pero las hojas pueden ser disueltas en agua caliente a medida y gusto de cada uno/a. Obviamente, necesitarás una bolsa de tela para té (se venden por separado) para llevar la hoja machacada al agua. Recuerda no hervir las hojas de Moringa con el agua, sino echarlas después, para que no pierdan todos sus nutrientes.

hojas moringa oleifera
Moringa en hojas: Las hojas de Moringa se pueden consumir directamente masticándolas en comidas de 5 a 10 hojas. Su sabor no es el mejor de todos, aunque es tolerable y sus ventajas son muy grandes. Puedes mezclar la hoja de Moringa en comidas con maíz como el pan, como condimento en pizzas o ensaladas.

Semillas de Moringa: Las semillas también se pueden comer solas o acompañadas en el té ya que contienen altos niveles de nutrientes como omegas (ácidos grasos) 3, 6 y 9. Se debe pelar la semilla y machacarla un poco para poder ingerirla con agua sin complicaciones.

Efectos secundarios de la Moringa

En general, la hoja o las semillas de la Moringa Oleifera no causan efectos secundarios de ningún tipo. Sólo cuando se han consumido en exceso y acompañada de fármacos puede generar complicaciones leves como nauseas, diarrea aguda, acidez de estómago o pérdida de sueño. Debemos entender que la Moringa es un alimento muy potente y con mucha energía, por lo que todo son ventajas si se consume en pequeñas dosis sin intentar “dopar” el cuerpo.

Plantar moringa oleífera

semilla moringa oleifera
A continuación os ofrecemos algunos datos, consejos y recomendaciones para plantar la moringa oleífera.

Para plantar una semilla de moringa oleífera hay que cavar un hoyo de unos 30 centímetros de diámetro y un metro o algo menos de profundidad. Rellenamos el hueco con tierra y fertilizante natural (compost). La semilla se planta aproximadamente a 2 centímetros de la superficie. Se recomienda plantar 3 o 4 semillas en cada agujero, con una distancia de 5 centímetros entre ellas. Se debe mantener el suelo húmedo en la superficie, pero no en exceso para no ahogar la planta.

La moringa es una planta bastante resistente que puede crecer en diferentes tipos de climas y suelos. Puede aguantar grandes períodos de sequía gracias a sus largas raíces, y crece tanto en suelos arenosos como arcillosos. Puede crecer en condiciones de lluvia y regadía muy distintas, desde 250 mm anuales hasta 3.000, aunque la planta no desarrolla en terrenos anegados. En general, lo ideal para esta planta son temperaturas entre los 20 y los 35 grados, aunque puede llegar a soportar temperaturas de hasta 50 grados, e incluso heladas no muy fuertes.

La moringa oleífera puede plantarse con diferentes usos, Por una parte están las plantaciones de moringa para forraje de animales o consumo humano. Por otra, los viveros de moringa oleífera, donde se aprovechan las semillas para otros usos. Por último, la moringa también se puede plantar en el jardín, como planta decorativa.

La moringa oleífera no es una planta que necesite mucha agua para su desarrollo. Lo recomendable es regarla asiduamente durante los dos primeros meses de desarrollo, y a partir de ahí hacerlo con menos frecuencia. Lo que sí es recomendable es que le dé la luz solar, casi mejor si es de forma directa. Esto convierte a la moringa en una planta muy útil en el jardín para proporcionar sombra a esas otras plantas que no soportan la incidencia directa de los rayos solares.

moringa en macetas
Para que la planta crezca correctamente se recomienda podarla por la parte superior, para que las ramas crezcan lateralmente no de forma vertical.

La moringa puede ser utilizada para diferentes cosas, y según esos usos la cosecha deberá realizarse en un momento o en otro. Por ejemplo, las vainas que se van a destinar a consumo humano se recogen cuando todavía son blanquecinas y no están del todo maduras. Sin embargo, las vainas que se van a utilizar para otro tipo de cometidos, por ejemplo, fabricar aceites, se dejan madurar hasta que adquieren mayor dureza y un color amarronado. Es necesario recolectarlas antes de que se pasen de maduras y caigan del árbol.

Otro de los puntos a favor de la moringa oleífera es que es una planta resistente a la mayoría de plagas, normalmente tan solo puede correr peligro durante sus primeras etapas de vida a causa de hormigas o gusanos. En este caso lo más recomendable, antes de usar un insecticida, es buscar y eliminar el hormiguero, ya que el uso continuo de insecticida podría quemar y matar la planta.

*Si quieres saber más sobre los árboles:

En el siguiente video de Discovery Channel (en inglés) hablan de la moringa oleífera y de sus curiosas y sobresalientes propiedades.