Escrito por Tendenzias

Mira estos 58 mitos que aún seguimos creyendo

¿Existen  mitos o leyendas urbanas que todavía creemos como si fueran algo cierto? Por supuesto que sí. Aunque la ciencia ha demostrado que muchos de los mitos que corren de boca en boca, o por internet, no tienen para nada una base empírica, nosotros todavía nos empeñamos en creer que por ejemplo tan solo utilizamos el 10% de nuestro cerebro o que podemos hipnotizar a una serpiente con una flauta. En El Blog Verde damos respuesta a estas cuestiones con los 58 mitos que aún seguimos creyendo.

58-mitos-que-aun-seguimos-creyendo

58 mitos que aún seguimos creyendo | Cuerpo Humano

mira-estos-58-mitos-que-aun-seguimos-creyendo-cuerpo-humano

1. Tan solo utilizamos el 10% de nuestro cerebro. Aunque es algo que ha dado pie a que se hable mucho de ello, que la ficción lo refleje en películas como la reicente Lucy, o que algunos científicos nos digan que el cerebro humano está desaprovechado, la gran verdad es que es que usamos todas las áreas de nuestro cerebro, incluso cuando estamos descansando o sabiendo que al hacer una cosa parece que nuestro cerebro se concentra tan solo en activar esa zona que necesita ser “ejercitada”.

2. Las neuronas no se pueden regenerar. Desde la década de los 90 y gracias a la neurogénesis sabemos que incluso tras un infarto cerebral, algunas partes del cerebro se pueden regenerar.

3. Uno de los hemisferios del cerebro es dominante de modo que determina si simos más emocionales o racionales. Sí que es cierto que hay zonas del cerebro que están especializadas, pero no lo es el que uno de los hemisferios domine sobre el otro.

4. Las partes de la lengua están especializadas en diferentes sabores. Para nada cierto ya que tenéis que saber que los receptores de sabor están distribuidos por toda la lengua, por tanto no hay zonas de a lengua específicas para distinguir lo salado de lo dulce, lo amargo, etc.

5. El alcohol te mantiene caliente. Una creencia popular y el que nos hayan dicho en más de una ocasión que es el motivo real por el cual se toma tanto alcohol en países fríos. Tenéis que saber que en realidad el alcohol baja la temperatura del cuerpo, por lo que es realmente peligroso beberlo cuando hace mucho frío. Lo mismo pasa con el café. Ingerir demasiado alcohol aumenta los riesgos de sufrir hipotermia.

6. El alcohol mata neuronas Aunque tras una noche de borrachera parece que nuestro cerebro no es el mismo, el alcohol no mata neuronas pero sí es cierto que su consumo excesivo durante mucho tiempo puede dañar las conexiones entre estas células y causar atrofia y degeneración (reversibles). La ingesta de alcohol también provoca la hinchazón de las membranas que rodean al cerebro, dando lugar al fenómeno denominado coloquialmente “resaca”.

7. El frío causa resfriados. No los causa pero sí que facilita el contagio del virus del resfriado. Cuando hace frío pasamos más tiempo encerrados, rodeados de personas que pueden contagiarnos. Además el frío hace que el sistema inmunológico se debilite y seamos más propensos a resfriarnos.

8. La vitamina C previene los resfriados. No hay es cierto que la vitamina C de un zumo de naranja por ejemplo evite un resfriado pero sí que acorta su duración.

9. Las uñas y el pelo siguen creciendo después de muertos. Un cadáver no puede producir nuevas células, pero cuando se está muerto la piel que rodea las uñas se deshidrata y por eso parecen más largas. Lo mismo ocurre con la piel de la barbilla, lo que lleva a que parezca que la barba crece.

10. Crujir los dedos causa artritis. El molesto ruido de crujirse los dedos que algunos horroriza y otros obsesiona no tiene efecto alguno sobre las articulaciones, tendones o huesos de la mano, por tanto se trata de otro falso mito.

11. Si te tragas un chicle, tardas siete años en digerirlo. Algo que hemos escuchado de niños pero que es mentira. Por cierto, tampoco se pega a los intestinos. Lo que sí es cierto es que un chicle puede llegar a tardar 100 años en desaparecer en el ambiente, pero no en nuestro estómago a merced de los jugos gástricos.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

12. Tenemos cinco sentidos. Es cierto que tenemos cinco sentidos tradicionales que ya catalogó Aristóteles, pero aparte tenemos unos cuantos más: entre 9 y 20, dependiendo de la definición que usemos. Estos incluyen la propiocepción, (saber dónde están las diferentes partes de nuestro cuerpo), los sensores de temperatura (termocepción), del dolor (nocicepción) e incluso el sentido del equilibrio. Se pueden dividir además en tres grupos: mecánicos (tacto, oído y propiocepción), químicos (gusto, olfato y los sentidos internos) y la luz.

13. Cortarse el pelo (y afeitarlo) hace que sea más fuerte. Para nada cierto aunque sí es recomendable cortar el cabello si deseas que la raíz se refuerce y crezca sano.

14. La orina cura las picaduras de medusa. Falso, ni el vinagre ni la orina son buenas ideas para calmar el dolor de una de estas picaduras de hecho hará que la zona se irrite y te pique todavía más.

15. El estrés provoca canas No es del todo falso ya que el estrés provoca que se te caiga el pelo y el cabello con pigmento es más débil, por lo que estos se caen y las canas se quedan.

58 mitos que aún seguimos creyendo | Animales

mira-estos-58-mitos-que-aun-seguimos-creyendo-animales

16. Los avestruces esconden la cabeza bajo tierra. Su instinto es agachar la cabeza y disimular ser un arbusto por eso se dicen que la meten bajo tierra, pero es falso. De hecho lo primero que hacen es salir corriendo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

17. Los lemmings se suicidan en masa. Estos roedores del ártico pasan por ciclos de población en los que se multiplican por 100 o incluso por 1.000, para luego descender hasta casi la extinción, ya que dependen de climas muy fríos para reproducirse. En los picos de población, muchos grupos de lemmings se ven obligados a emigrar y, ocasionalmente, caen por acantilados. Pero por accidente.

18. El abejorro no puede volar. Un mito totalmente falso,abejas y abejorros pueden volar por igual.

19. Los tiburones no enferman de cáncer. Es lo que se dice de los temidos escualos pero la verdad es que sí que lo hacen y por ello se desmitifica la fama de su famoso cartílago del que se dice que tiene propiedades curativas para esta enfermedad.

20. La memoria de los peces dorados dura sólo unos segundos. Falso totalmente. Los peces pueden incluso recordar donde has dejado comida si siempre lo haces en el mismo sitio, tal y como se ha probado en diversos experimentos. También pueden aprender a distinguir y recordar música. Así que parece que al final los peces no son unas mascotas tan inútiles como algunos piensan.

21. Los perros sudan a través de la saliva. Los perros regulan la temperatura con la respiración y cuando jadean con la boca abierta pero lo cierto es que la mayor parte de sus glándulas sudoríparas están en las plantas de sus patas.

22. Los toros no distinguen el color rojo. El toro no embiste el rojo porque sea este color el que le atraiga. Los capotes suelen ser de este color pero el animal en realidad, embiste a lo que ve en movimiento.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

23. Los patos no hacen eco. Falso, los graznidos de un pato tiene eco, aunque el espectro de este sonido es difícil de percibir por el oído humano.

24. Los murciélagos son ciegos. Otro mito que es falso, ven como nosotros y de hecho, se orientan gracias a sus ojos, al sónar de ultrasonidos, que les ayuda a cazar insectos en la oscuridad, y a una brújula interna.

25. Las moscas viven 24 horas. Encierra a una mosca en tu cuarto y verás como no desaparece en un día. De hecho viven entre 15 y 25 dias.

26. Un año de perro son siete años de humano. Cierto que la esperanza de vida de cualquier perro es inferior a la de un humano, pero esta famosa equivalencia no es exacta. Los perros crecen mucho más rápido durante los dos primeros años y, de hecho, alcanzan la madurez sexual en el primero, algo que en humanos equivaldría a los 15 años. Además, la edad de los perros vría dependiendo de su raza, se ha dado el caso de perros que han alcanzado los 30 años, lo que según el mito, equivaldría a 210 años humanos.

27. Nos tragamos ocho arañas al año mientras dormimos. Es un mito que ha pasado de generación en generación pero que no tiene base científica alguna. ¿Quién ha sido el encargado de corroborar experimentos tan disparatado y sin base ninguna base científica? ¿Cómo lo han hecho? ¿Han observado a grupos de pacientes dormir solo para comprobar cuántas arañas se comen? No tiene sentido.

28. Los delfines son los animales más inteligentes después de los humanos. Se dice que comprenden signos, como los primates y los loros, y emiten con su propio sonido un idioma que solo ellos reconocen pero lo cierto es que recuerdan menos que muchos perros.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

58 mitos que aún seguimos creyendo | Ciencia y vida cotidiana

mira-estos-58-mitos-que-aun-seguimos-creyendo-ciencia-y-vida-cotidiana

29. El agua del fregadero gira en sentido contrario en el hemisferio sur. Se conoce como  efecto Coriolis y afecta a depresiones atmosféricas y huracanes, pero es muy débil y sólo produce consecuencias significativas a largo plazo. Por tanto, no llega a afectar al desagüe.

30. Escuchar a Mozart nos hace más inteligentes. De pequeños nos han dicho que la música clásica y en especial la de Mozart nos hace más inteligents. Todo se debe a que hubo un famoso experimento de 1993 que dio con un efecto Mozart en bebés menores de tres años y que parecían ser más inteligentes y receptivos. El experimento se ha repetido en diversas ocasiones, incluido en mujeres embarazadas, sin que para nada haya tenido el mismo resultado.

31. Las vacunas provocan autismo. Este mito se debe a un estudio del doctor Andrew Wakefield sobre la asociación de la vacuna triple vírica con el autismo en el que se falseearon datos, y que fue retirado por la revista que lo publicó, The Lancet, desmontando así un estudio con 1,3 millones de niños.

32. Si todos los chinos saltaran a la vez, alterarían el eje de rotación de la Tierra. Falso completamente. La tierra pesa diez billones más que todos sus habitantes humanos juntos de modo que provocaría el mismo efecto que una mosca saltando sobre un barco: efecto cero.

33. No hay que despertar nunca a un sonámbulo. Se dice que si despiertas a alguien sonámbulo corre peligro de infarto y de coma, pero no es cierto. De todos modos es mejor devolverlo a la cama suavemente y sin que se despierte.

loadInifniteAdd(infinite_adv_5);

34. Si algo de comida cae al suelo, tarda 5 segundos en contaminarse. No hay tiempo para eso. Si la comida cae al suelo ya está expuesta a bacterias. Aunque la limpies, es probable que esas bacterias ya estén en la comida. No te lo comas y listo.

35. Si orinas en la piscina, un componente químico hace que el agua cambie de color. Debe ser un mito para que directamente la gente no quiera probarlo y no se orine en la piscina. No existe nada que al contacto con la orina cambie el agua de color. Al menos de momento…

36. El suero de la verdad funciona. El tiopentato sódico, más conocido como suero de la verdad, desinhibe, como el alcohol, y vuelve más sugestionable, pero no es fiable. Ocurre que estamos bastante contaminados del cine, las películas de espías, agentes secretos y similares, pero en la vida real no existe un suero de la verdad como tal.

37. Cuando alguien dispara un arma con silenciador, apenas suena un silbido. Para nada, se sigue oyendo el disparo aunque algo menos. En este video puedes ver cómo suena realmente un arma con un silenciador.

38. Los bebés se parecen más a sus padres porque así es como la naturaleza les recuerda que son realmente suyos. Una tontería que se escucha desde los 90 cuando un estudio así lo quiso probar. Lo cierto es que otros estudios sugieren que en realidad los bebés se parecen menos a sus padres que a sus madres porque así habría más seguridad de que el padre cuidaría de este bebé, ya que asumiría que es suyo, se le parezca o no.

loadInifniteAdd(infinite_adv_6);

39. Dejar los fluorescentes encendidos ahorra. No es del todo cierto pero sí es mejor dejarlo encendido que estar todo el rato encediendo y apagando. De todas formas, los fluorescentes es uno de los métodos de iluminación más caros y menos eficientes, y existen en el mercado alternativas mucho más eficaces, baratas y respetuosas con el medio ambiente.

40. Los huevos pardos son más sanos que los blancos. El color del huevo depende del tipo de gallina, pero para nada determina su calidad o que sean más sanos.

41. Einstein suspendió matemáticas. Se dice esto a los niños que no ven que sus esfuerzos en la escuela obtengan resultado pero lo cierto es que Einstein fue un buen estudiante y de hecho comenzó cálculo matemático tres años antes que sus compañeros.

42. No hay Nobel de matemáticas porque la mujer de Alfred Nobel le fue infiel con el matemático Gosta Mittag-Leffler El motivo real sería que el rey de Suecia ya financiaba un premio que concedía la revista Acta Mathematica y Nobel quizás no quiso competir con un soberano.

43. Hubo tres Reyes Magos. Un gran mito extendido por todo el mundo, pero si te paras a pensar, o a leer, en los evangelios sólo hablan de magos, sin indicar cuántos eran, cómo se llamaban y si eran reyes. Aunque sí había tres regalos, las tradiciones hablan de dos y a veces de doce reyes magos, con nombres como Hormidz Jazdegard, Hor, Basander, Karundas… En el siglo V, el papa León I fue quien dictamninó que el número de reyes eran tres y el siglo siguiente se les asignaron sus nombres. Además, Baltasar no fue negro hasta finales del gótico, cuando se decidió que serían un blanco, un árabe y un africano, “para sugerir la universalidad de la redención”. En la actualidad todo el mundo conoce y nadie discute (debido al calado de la tradición) que los tres Reyes Magos son Melchor, Gaspar y Baltasar pero, ¿quién sabe cuántos eran en realidad?

44. La doncella de hierro es un instrumento de tortura de la Edad Media. Se trata de un sarcófago con clavos en su interior pero que es una invención del arqueólogo Johann Siebenkees, que la fabuló en 1793 basándose en cuentos tradicionales. Sea de la época que sea, no cabe duda que se trata de un instrumento de tortura espeluznante que demuestra que el mundo siempre ha estado poblado de mentes brillantes para ejercer el mal.

loadInifniteAdd(infinite_adv_7);

58 mitos que aún seguimos creyendo | Naturaleza

mira-estos-58-mitos-que-aun-seguimos-creyendo-naturaleza

45. Hay un lado oscuro de la Luna. Tal y como dice el famoso disco de Pink Floyd “Dark Side of the Moon”. El mito nace porque desde la Tierra sólo vemos el 59% del satélite, por lo que se supone que el resto de la luna no recibiría luz solar. Sin embargo esto es totalmente falso porque el otro 41% también recibe luz del sol, aunque eso sí, en menor medida.

46. Si saliéramos al espacio sin traje, explotaríamos. Lo hemos visto en las películas pero no es cierto. De hecho es más aburrido. Sin oxigeno te quedarías inconsciente en unos segundos y tras un par de minutos morirías por no poder respirar, por la radiación o, probablemente, por un infarto. También se dice que la sangre en el espacio herviría y comenzaría a salir por cavidades corporales, poros incluidos, falso también.

47. La NASA se gastó millones de dólares en desarrollar bolígrafos que funcionaran sin gravedad mientras que los rusos utilizaron un lápiz. Ni americanos ni rusos podían utilizar lápices en el espacio dado que la punta se rompían, pero sí utilizaban bolis que desarrolló una empresa privada por su cuenta, la Fisher Pen Co., y la NASA los compró, después de probarlos, a un precio razonable.

48. El Sol es amarillo. Lo vemos amarillo por la atmósfera, pero en realidad es blanco.

49. El sol es una bola de fuego. La reacción es nuclear, no química: el sol brilla, pero no está en llamas. Además, su temperatura aumenta a medida que nos acercamos a su núcleo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_8);

50. Puedes ver la Gran Muralla China desde el espacio. La gran muralla china no es tan grande como parece, de hecho solo tiene unos metros de ancho, tanto como una carretera o un aeropuerto, por lo que difícilmente una construcción tan estrecha puede ser visualizada desde el espacio. Además, es de un color similar al del suelo que la rodea lo que dificulta aún más su visión. Otras construcciones, como el Parlamento de Rumanía o la mina de cobre de Kennecot, sí que se pueden ver desde el espacio. Lo de que la Gran Muralla China se puede ver desde el espacio es un mito que simplemente ahonda en su enorme tamaño (si hablamos de longitud).

51. Los diamantes son trozos de carbón sometidos a presión extrema. Los diamantes son realidad, minerales con carbono que se han expuesto a altas presiones, tienen entre tres mil millones y mil millones de años de antigüedad pero el carbón tiene unos 300 millones de años. Lo que sí es cierto es que se trata de uno de los materiales más resistentes del mundo.

52. El agua conduce la electricidad. No es cierto, de hecho, el agua pura es un buen aislante. Lo que conduce la electricidad son las impurezas, como las distintas sales.

53. Si dejas caer una moneda desde un rascacielos podrías matar a alguien. Falso, caen rápidas pero no matan ni atraviesan cerebros. Pero una buena brecha sí que podrías provocar, como hemos visto en decenas de “espectáculos” deportivos.

54. Los girasoles siguen al sol. Sólo miran al sol de jóvenes, cuando necesitan aprovechar al máximo la luz. Cuando crecen y maduran, se quedan en una posición fija, orientados al este.

55. Charles Darwin dijo lo de “La supervivencia del más apto” o “la supremacía del más fuerte” es un término de Charles Darwin”. Es cierto que Darwin escribió la frase, pero sólo en la introducción a la quinta edición de El origen de las especies. Y estaba citando a Herbert Spencer, que la había acuñado en su Principios de biología después de leer la primera edición del libro de Darwin.

loadInifniteAdd(infinite_adv_9);

56. El hombre viene del mono. Otra cosa que Darwin no dijo. Lo que dijo es que monos y hombres tenemos un ancestro común, que fue un primate.

57. Puedes hipnotizar a una serpiente con una flauta. Las serpientes son algo sordas así que mejor que no lo pruebes en realidad lo que las hipnotiza es el movimiento del instrumento.

58. Las serpientes son sordas. No te fíes ni de este post. Aunque te hayamos dicho antes que son un poco sordas y todavía careciendo de oído externo y martillo, las serpientes oyen gracias a las vibraciones que llegan a su cráneo y a su piel. Esto les permite oír las vibraciones que se transmiten a través del suelo y también los sonidos graves que llegan por el aire.

Te puede interesar

En El Blog Verde tenemos otros artículos sobre curiosidades que te van a resultar muy interesantes:

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos