UP

-     Escrito por canguro

Los árboles más magnificos del mundo: Pino bristlecone

Nuestro recorrido por las especies arbóreas más espectaculares del planeta nos lleva paseando agradablemente entre los baobabs y las sequoias hasta llegar al Pinus Longaeva o pino Bristlecone.

Este magnífico árbol no es, pese a que realmente lo merece, tan famoso como los anteriores, pero es ciertamente impresionante y de una belleza arrebatadora, como veremos a continuación.

Se le conoce también como pino Bristlecone y se le considera como uno de los árboles más magníficos y majestuosos del mundo por diversos motivos, destacando especialmente su longevidad. Sabemos que existen algunos ejemplares de esta familia que han llegado a superar ampliamente los 3.000 millones de años de vida y el más anciano conocido, que sepamos, supera los 5.000 millones de años. ¿No os parece que este dato es espectacular? Pues aún hay más… Se han llegado a encontrar restos de árboles que pertenecían a esta especie con 7.000 años de edad, lo que reafirma la teoría que apunta hacia éstos como los más longevos de la Tierra.

Después de leer estas maravillas os estaréis preguntando… ¿Dónde podemos abrazarnos a este tipo de árboles? El pino Bristlecone se encuentra en la zona este de California, en las cercanías de Utah y Nevada, como sucede con las sequoias. Sí, parece ser que semejantes maravillas del universo son vecinas y comparten vistas. En el caso que estamos tratando en este post concreto, se trata de piezas que pueden llegar a alcanzar una altura de entre 5 y 15 metros y un diámetro que puede llegar a los 2,5 metros de media, con algunos casos en los que se han superado, incluso, los 4 metros.

De su morfología arbórea cabe destacar su corteza. La corteza del pino Bristlecone es de color amarillo anaranjado. Es escamosa, delgada y ofrece una madera muy dura y resinosa. Este dato es muy interesante porque convierte estos árboles en especialmente resistentes a cualquier enfermedad y plaga que les pueda llegar a afectar. Las hojas del pino Bristlecone tienen una forma alargada, como si fueran agujas, y pueden medir unos 3 centímetros de largo. Son de un color verde oscuro, una tonalidad muy persistente que puede llegar a mantenerse durante más de 45 años intacta. El pino Bristlecone más antiguo de todos se ha bautizado como Matusalén, un nombre que uno se puede imaginar porqué se lo han puesto. Y es que, merecidamente, se ha convertido en uno de los árboles más viejecitos del mundo.

La apariencia que tiene el pino Bristlecone dista mucho de la imagen de un pino corriente que podemos tener en nuestra mente: parecen árboles secos, son nudosos y muy retorcidos. Cualquiera podría haberlos utilizado como personaje secundario en una película de miedo, ¿eh? Tienen muy pocas hojas y éstas solo sirven para demostrar que todavía siguen vivos. Tal morfología se debe a que viven en unas condiciones climáticas muy extremas. Puede llegar a suceder, incluso, que en un mismo pino Bristlecone haya una parte que ya esté muerta, mientras el resto del árbol esté aún viviendo. Para muestra, un botón: el Pino Alfa, uno de los pinos longevos más antiguos del que se tiene conocimiento, solo tiene aún vida en una pequeña tira de la corteza. Esta particularidad concreta es la que lo convierte en un caso interesante para estudiar por parte de biológicos y amantes de la naturaleza y las plantas.

En referencia a sus frutos, el pino Bristlecone ofrece piñas, como sucede con la mayoría de los coníferos. Éstas no son muy grandes y rara vez superan los 10 centímetros de largo y los 4 de ancho. Son de tono verde oscuro o púrpura. A veces, incluso, llegan a adquirir un colorido anaranjado tirando al beige cuando llegan a sumar los 16 meses de vida.

Pino Bristlecone: Matusalén, el árbol más viejo del mundo

El ejemplar más antiguo de pino Bristlecone es el llamado Methulselah, del que ya se adelantaba algo unos párrafos más atrás. Éste nació en el año 2.832 y se considera que va camino de cumplir los 5.000 años de edad. De esta manera se convierte en el ser vivo más viejo de todo el plantea y confirma que se trata de uno de los árboles más magníficos del mundo, sin duda alguna.

Lo encontramos en el Ancient Bristlecone Pine Forest, en las Montañas Blancas. Está localizado a unos 300 metros sobre el nivel del mar, pero tampoco se ha dado a conocer su ubicación exacta, porque se quiere proteger el pino Bristlecone de los vándalos y malhechores. Salir a hacer una excursión y encontrárselo por sorpresa tiene que ser una experiencia maravillosa, la verdad, especialmente para aquellas personas que adoran la naturaleza y el medio ambiente.

pino-brislecone-el-mas-grande

El pino Bristlecone conocido como Methulselah toma el testigo de Prometeo. Éste había sido, hasta hace unos pocos años, el árbol más viejo del planeta. Tenía casi 5.000 años cuando fue talado por un botánico, o alguien que se hacía pasar por un botánico, porque es difícil entender que, si así lo era en realidad, llegase a talar tal ejemplar. La persona en cuestión que tuvo la brillante idea se llamaba Donald R. Currey. A este joven becario no se le ocurrió otra forma mejor que talar el árbol para poder estudiarlo. Pero vamos, lo peor de lo peor fue que el Servicio Forestal de los Estados Unidos le dio el visto bueno para que realizara esa tala. Terminó así con la vida de una especie que llevaba en pie desde tiempos ancestrales. La fecha de defunción fue en pleno mes de agosto, el día 6. Corría el año 1964.

Lo que hizo de tan mala manera Donald R. Currey era avanzar en el conocimiento que se tiene de la botánica. Sobra decir que este joven lo hizo fatal, no como otros nombres muy reconocidos en este campo que han permitido ir avanzando en el conocimiento de la naturaleza, los árboles, las plantas y toda la flora característica de cada zona del planeta.

Una persona que se ganó el aprecio de la comunidad científica fue Edmund Shulman, que fue el que descubrió que los pinos longaeva tenían una vida muy larga. Otra cosa muy interesante que descubrió fue que, cuanto peores eran las condiciones ambientales en las que se desarrollaban, más tiempo vivían. Sí, podría decirse que se crecían ante las adversidades.

Uno de los motivos por los que el pino Bristlecone es tan duradero es porque no tienen enemigos naturales capaces de aguantar esas condiciones extremas. Tal entorno le ayuda igualmente a llevar un lento metabolismo. Las agujas pueden permanecer en el árbol hasta unos 30 años. De ahí que se localicen ejemplares con casi 5.000 años de vida que siguen sanos y en pie, y que haya bastantes que superan los 3.000 años de vida. Esta característica permite seguir estudiando los ejemplares que hay por todo el mundo para avanzar en el cuidado y conservación de estos magníficos árboles. Visitarlos es una experiencia extraordinaria que merecerá la pena a quienes sepan apreciar la magnificencia del mundo a través de los parajes naturales.

Características del pino Bristlecone

El pino longevo o pino Bristlecone es un árbol, como hemos mencionado al principio de este mismo post, que alcanza un tamaño mediano, que puede llegar a medir entre 5 y 15 metros de alto. El diámetro de su tronco puede llegar a crecer hasta alcanzar unas dimensiones entre 2,5 y 3,6 metros. La corteza del pino Bristlecone es de un color amarillo anaranjado brillante. Su corteza es delgada y, por la zona que rodea la base del tronco, es bastante escamosa.

Las hojas del pino Bristlecone han demostrado ser las más resistentes de cualquier planta o árbol del mundo, ya que algunas de ellas pueden llegar a conservarse siempre verdes hasta pasados unos 45 años. Sus hojas, llamadas también acículas, se agrupan en conjuntos de 5: son hojas de aspecto rígido y sus medidas van entre 2,5 y 4 cm de largo. Por la parte externa, estas hojas presentan un color que va oscilando entre el verde oscuro y un tono más verde azulado, con unas aberturas (que reciben el nombre de estomas) agrupadas en la parte inferior.

pino-brislecone-matusalen

Las piñas (también llamadas estróbilos) del pino Bristlecone tienen unas dimensiones de entre 5 y 10 cm de largo y 3-4 cm de ancho cuando todavía se mantienen cerradas. Al principio de su vida pueden ser de color verde o de color púrpura pero, cuando maduran, pasan a tener un tono que se acerca al ocre anaranjado. Es en ese momento cuando hacen su aparición unas escamas que, en apariencia, son frágiles y delgadas. Cada una de esas aparentemente frágiles escamas cuenta con una espina similar a las que tienen los erizos, y miden entre 2 y 5 mm de largo. Los conos se empiezan a abrir a medida que van madurando y, de esa manera, van liberando sus semillas cuando llegan a su plenitud. Las semillas del pino Bristlecone miden unos 5 mm de largo.

También te puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter