-    Escrito por

Los árboles más magnificos del mundo: Pino bristlecone

Continuemos pues, con nuestro viaje a conocer los árboles más magníficos de la Tierra, ya vistamos a los baobabs y a las sequoias, ahora es el turno de los no tan famosos pinus longaeva.

Son árboles que no alcanzan grandes alturas, ni son super anchos pero los pinos britlecone, o pinus longaeva, pueden ser catalogados, sin duda, como los árboles más longevos del mundo. Son muchos los ejemplares que superan los tres mil años de edad, y el más anciano de todos tiene cinco mil años. Pero han sido encontrados ejemplares muertos de siete mil años de edad.

Habitan la zona de Utha, Nevada y el este de California. Es un árbol de tamaño medio, que alcanza una altura de entre cinco y quince metros, y un diámetro promedio de dos metros y medio, con alguno excepcional de 4 metros. Tiene una corteza de un amarillo anaranjado, delgada y escamosa, y una madera dura y resinosa lo que les hace muy resistentes a plagas y enfermedades. (Imagen: Matusalén, el más antiguo)

Sus hojas son más bien agujas, de unos 3 centímetros de largo, de un color verde oscuro. Sus hojas son de un verde muy persistente, se han descubierto casos en que se mantiene por 45 años.

Si uno lo ve de lejos siempre va a creer que se trata de un árbol seco, ya que son muy nudosos y tan retorcidos como un árbol de película de terror, y tienen escasas hojas para probar que están vivos. Esto es el resultado de las condiciones extremas en las que suele vivir. Y en ellos puede ocurrir la extraña cualidad de que una parte del árbol esté muerta durante mil años antes de que el resto lo haga. Uno de los pinus longaeva más antiguos, el Pino Alfa, tiene vida sólo en una pequeña tira de corteza.

Como la mayoría de las coníferas, tiene piñas, no muy grandes, ya que rara vez superan los 10 centímetros de largo y 4 de ancho. Son de un color verde oscuro o púrpura al principio, pero llegan a tener un naranja tirando al beige cuando tienen ya unos 16 meses.

El más antiguo vivo en la actualidad es un espécimen localizado en el Ancient Bristlecone Pine Forest en las Montañas Blancas. Le pusieron el nombre Methuselah, y nació en el año 2832 antes de cristo, o sea que en la actualidad tiene 4,838 años de edad, y es el ser vivo más antiguo del planeta. Está ubicado aproximadamente unos 300 metros sobre el nivel del mar, aunque su ubicación exacta se mantiene en secreto, para protegerlo del vandalismo. (Imagen)

Anteriormente el más viejo del planeta era el apodado Prometeo (o WPM-114), que tenía cerca de cinco mil años cuando fue talado por el botánico más idiota de la historia de la humanidad. El nombre del inconciente debe ser recordado, Donald R. Currey, joven becario que no se le ocurrió otra forma de estudiar al árbol que talarlo… con el permiso, eso sí, del Servicio Forestal de los Estados Unidos. Ese árbol que estaba vivo en la época en que el ser humano inventaba la escritura, fue talado el 6 de agosto de 1964.

El primero en estudiarlos a fondo, y descubrir su capacidad de vivir tanto, fue el científico Edmund Shulman. Que descubrió que los pinus longaeva vivían más cuanto peores eran las condiciones ambientales en las que moraban. Una de las razones por las cuales viven tanto, ya que no tienen enemigos naturales capaces de aguantar esas condiciones extremas. También ayuda su lento metabolismo: las agujas pueden permanecer en el árbol hasta unos 30 años, como contamos antes. (Imagen, bosque de pinus longaeva)