UP

-     Escrito por esther

El lobo marino (Otaria Flavescens)

Estas criaturas tan graciosas, parecidas a las focas, se llaman “Lobos marinos”. Se diferencian de ellas por pequeñas características y costumbres. Pero también son mamíferos marinos con unas características únicas y unas costumbres diferentes.

el-lobo-marino-sol

No solemos ver muchos por esta zona, porque pertenecen a la zona de los océanos del hemisferio sur y del Pacífico norte, pero su mayor característica es que emiten un sonido parecido al ladrido de un perro. De ahí el nombre de “Lobo marino”.

Características del lobo marino

De gran inteligencia y ruidosas, con sus ladridos. Los lobos marinos, son parientes de las focas, de ahí, su gran parecido, pero estos, sólo tienen una aleta, que puede utilizar para caminar por la tierra. Gracias a sus movimientos ondulantes y su musculatura, pueden desplazarse a gran velocidad.

Sus oídos son externos, por lo que se pueden ver a simple vista y tienen una visión muy aguda, pero no ven en color. El tacto es a través de la piel y sus bigotes, como en el caso de roedores y felinos, les ayudan en este sentido. Su pelaje es corto y áspero y su cuello es muy flexible y largo y muy fuerte. Cuando crecen y llegan a los cinco años de edad, a los machos, les aparece una cresta sagital, en la parte superior de la cabeza.

el-lobo-marino-rocas

Ambos géneros de lobo marino, cuentan con una buena musculatura, pero los machos, tienen el cuello más grueso y fuerte y alrededor de él, una especie de melena.

Su rostro, se asemeja al de un perro y el color, puede variar entre hembras y machos. Éstos últimos, los machos suelen tener diferentes gamas de color marrón, de manera que pueden ser de color marrón chocolate o muy oscuro, a un marrón claro. Las hembras, se caracterizan de tener un tono más bien café dorado.

El tamaño, también suele variar, dependiendo de la zona en donde se críen. Por ejemplo, hay lobos marinos de pequeño tamaño en la costa norteamericana, en las islas Galápagos y en el mar de Japón. En cambio, en otras zonas, el lobo marino macho, puede alcanzar los 2.4 metros de longitud y los 225 kilos de peso.

Se determina, por ahora, que puede llegar a los 24 años de edad, descubriendo su edad, leyendo los anillos de uno de sus dientes.

Costumbres del lobo marino

Les encanta el mar y la mayoría del tiempo, están sumergidos en el agua, cazando o dándose un paseo. Son bastante hábiles y con su aleta, puede navegar, como si de un timón se tratase. Puede vérseles saltando sobre el agua, acelerando su nado e incluso, surfeando las olas.

el-lobo-marino-agua

Pueden sumergirse hasta 150 metros de profundidad y debido a la capacidad de sus pulmones, pueden durar de entre 3 y 5 minutos buceando en esas profundidades.

Cuando están en tierra, la zona en donde habitan, como anteriormente comentamos, puede desplazarse a una buena velocidad y además, se desplaza sobre sus cuatro patas, para refugiarse en rocas o islotes, para descansar.

Apareamiento y crianza

Cuando dan a luz, es sólo una cría de unos 6-9 kilos de peso y una longitud de unos 40 centímetros. Durante los primeros días, le estará amamantando, pero enseguida, sus labores de crianza se van repartiendo. Las lobas marinas, son capaces de reconocer a su cachorro con el sólo ladrido de entres cientos de crías. También se fijan en su olor, su forma, su color… Lo cual es necesario, ya que tras su nacimiento, al pasar alrededor de dos semanas, la madre vuelve al mar para alimentarse, durante tres días y luego, vuelve y le da de mamar, durante dos días.

el-lobo-marino-maternidad

Este proceso dura de seis a doce meses, pero ya a partir de la cuarta semana, la cría, comienza a meterse en el mar y cuando llega a los dos años de edad, son expertos.

En la época de apareamiento, las hembras, se reúnen en la zona de apareamiento, antes de que los machos lleguen. Los machos cuentan con más de una hembra en su apareamiento, llegando a tener hasta 8 hembras a su disposición. Cuando las crías nacen, los machos, van ladrando para marcar su territorio y tener vigilada a la familia.

Comunicación

La comunicación de los lobos marinos se basa en ladridos o unos sonidos semejantes a los ladridos de los perros. Algunos se asemejan más a un rugido, pero mayormente, los ladridos, son propios de un perro. Se han llevado a cabo teorías, como que los ladridos son para ahuyentar a otros machos y otras teorías, en donde lo que se hace es atraer a otros machos. Lo que sí es cierto, es que es un sistema de comunicación que establecen entre ellos.

el-lobo-marino-comunicacion

Los ladridos de las hembras, son diferentes y únicos y están estrechamente relacionados con el llamamiento de sus crías. La vocalización que tienen entre ellos, es única, lo que les ayuda a identificarse entre tantas.

Cuando están dentro del mar, también tratan de ladrar, pero se asemejan más a chasquidos o gemidos, empleadas, principalmente por los lobos marinos machos, para dejar claro, cuál es su territorio.

Dieta y hábitos alimenticios

Los lobos marinos son carnívoros. Comen todo tipo de carne, ya sea de animal terrestre o del mar. No suelen masticar la comida, sino que la despedaza y la traga. Pero con crustáceos como las almejas o cangrejos, sí que suelen pelarlos, arrancándoles la concha con sus dientes planos.

el-lobo-marino-alimentacion

Cuando comen, suelen estar cerca de la orilla, con una distancia máxima de 25 metros. No suelen tener depredadores en tierra firme, pero si se acercan mucho a las orillas, sí que pueden ser presas de tiburones y orcas.

En peligro de extinción

Actualmente, cuenta con 200.000 ejemplares repartidas entre la costa de México y Estados Unidos. Se ha triplicado en los últimos treinta años, aunque aún, no hay bastantes ejemplares.

Por eso, se ha convertido en una especie en peligro de extinción, no sólo por su piel, sino por su carne y el egoísmo de un puñado de seres humanos. Como ocurre con la defensa de las focas, hay que defender a los lobos marinos.

el-lobo-marino-familia

A principio de mes, el diario Clarín difundió un alerta realizado por la Fundación Argentina para el Bienestar Animal (FABA) a través de su departamento de Crueldad Animal, sobre el peligro que corren los lobos marinos que nadan entre los barcos de pesca del puerto de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires.

Según la denuncia de la fundación ambientalista, “la falta de aplicación de políticas ambientales contra la contaminación del puerto ha producido la muerte de cientos de animales”. Para FABA, la solución a este problema sería trasladar a los animales a la lobería ubicada en la escollera sur.

Si bien este problema no es nuevo, es la primera vez que se lo lleva a la Justicia. El organismo presentó un recurso de amparo contra la Secretaría de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires y la Prefectura Naval Argentina en el Juzgado Federal Civil y Comercial 4 de La Plata.

Citado por Clarín, Miguel Spinosa, abogado de la fundación, explicó que la principal causa de muerte de los animales es provocada “por los zunchos, precintos plásticos que los pescadores arrojan al agua y con los que los lobos marinos se enredan, sufren laceraciones y les termina causando la muerte por asfixia”. Por su parte, la Fundación Fauna Argentina de Mar del Plata negó esta afirmación al asegurar que en el puerto ese problema está controlado.

el-lobo-marino-orilla

Les encanta tomar el sol a estos lobos marinos.

el-lobo-marino-marPodrás ver a estos lobos marinos, asomándose en el mar, para saludar.

el-lobo-marino-macho

Estos lobos marinos, parecen esponjosos gigantes.

el-lobo-marino-en-tierra

Se cuidan mucho, los unos a los otros, especialmente a los pequeños lobos marinos.

el-lobo-marino-buceando

Los lobos marinos son grandes nadadores.

el-lobo-marino-guiño

Y además, son muy amigables.

Ahora que conoces al lobo marino, te darás cuenta de lo interesante y graciosa que es esta especie y lo mucho que debemos cuidarla, para que no desaparezca. Entre todos, podemos conseguir que este mamífero marino, se quede con nosotros.

ElBlogVerde.com

Newsletter