Lista Roja UICN 2009 de especies amenazadas. Biodiversidad en peligro.

Publicada cada cuatro años, la Lista Roja de la UICN se ha convertido en una referencia. Los resultados de su edición 2009 no son buenos y confirman que casi una cuarta parte de los mamíferos y un octava parte de las aves se hallan en situación de riesgo.

UICN Imagen: Google

La UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) sigue rigurosamente poblaciones de 44.838 especies animales y plantas silvestres en todo el planeta, para poder armar la Lista roja. Tal como lo indica la UICN, este número representa sólo el 2,7% de 1,8 millones de las especies conocidas en la actualidad.

Estas poblaciones de especies son controladas periódicamente y la Lista roja se actualiza casi todos los años. Cada cuatro años, la UICN publica un inventario con el censo de poblaciones por grupos de especies, por regiones geográficas y por tipo de hábitats (marinos, de agua dulce, terrestre). Luego, se dividen en siete categorías que van desde “las menos implicadas” hasta las “extintas en la naturaleza”.

A lo largo de los años, este trabajo se convirtió en una referencia y está considerado como un buen indicador, por lo menos de la tendencia general. En el 2002, la comunidad internacional (más precisamente, los países adheridos a la Convención sobre la diversidad biológica) se comprometieron con el objetivo de detener o de retrasar el ritmo de la pérdida de la biodiversidad en el 2010. Hoy, según explica la UICN, está claro que este objetivo no se logrará.

De las 44.838 especies en seguimiento, 1159 se declararon extinguidas o “probablemente extinguidas”(2,6%). De todos modos, existen diferencias entre los grupos de animales y los grupos de plantas. Los mamíferos parecen estar muy afectados, con un 21% de las especies “en peligro de extinción”. La proporción es de uno de cada ocho para las aves y de uno de cada tres para los anfibios. En el caso de las plantas, el número de especies amenazadas alcanzó el 28% en las coníferas y el 52% entre las cicadaceas y otras del género.

aves Imagen: trekman

Las causas principales de la desaparición o la escasez de las especies son bien conocidas. La caza es una de estas causas. En los mamíferos, por ejemplo, el informe destaca que la proporción de especies amenazadas es del 36%, entre las especies utilizadas como alimento para el hombre (contra un 21% promedio). La distribución geográfica de las especies también influye. Si Brasil e Indonesia son los mejores situados para la caída de la biodiversidad, es porque la deforestación es muy eficaz.

Teniendo en cuenta un mayor número de peces de agua dulce, se ha puesto en evidencia un fenómeno único en Europa, donde el 38% de estas especies se encuentran amenazadas, contra 28% en África oriental. Para la UICN, la causa es doble: en primer lugar, una conectividad elevada de los ríos que facilita la propagación de contaminantes, además de las especies invasoras y, por otro lado, una mala explotación.

coralesypeces Imagen: ninhobomba

En cuanto a las poblaciones marinas, el efecto de la pesca mundial está claramente demostrado por numerosos grupos de especies, como los tiburones, las rayas o los arrecifes de coral.

No obstante, la UICN señala que, igualmente,  en todo el planeta, en donde se han realizado esfuerzos de protección del medio ambiente se han obtenido buenos resultados.

Vía | Futura-Environnement

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos