-    Escrito por blanca

La revolución del Kiri, el árbol que puede salvar al mundo

En Texas están utilizando un árbol que podría purificar un suelo infértil y dejarlo listo para ser utilizado en cualquier tipo de cultivo. Y no sólo eso, sino que este árbol absorbe 10 veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol, y arroja mucho más oxígeno. ¿Qué árbol? El Kiri.

Empress Tree (Paulownia tomentosa)

El árbol Kiri, originario de China, es también conocido como árbol Emperatriz o Paulownia tormentosa. Suele crecer hasta unos 27 metros de altura, con troncos de entre 7 y 20 metros de diámetros. Pero se caracteriza por sus grandes hojas, que llegan a los 40 centímetros de ancho.

Es un árbol popular como ornamento, así se hicieron famosos en Japón, y desde allí entraron en Europa en 1834. Pero lo que lo hace tan distintivo es su supervivencia a diferente inclemencias. Por ejemplo sobreviven al fuego, ya que pueden regenerar sus raíces y vasos de crecimiento de forma rápida. También tolera la polución, y no exige suelos fértiles.

Es por esta razón que se la utiliza como “planta pionera”, o sea que el kiri es un árbol que puede proveer un buen abono a una tierra previamente poco fértil. Sus hojas son ricas en nitrógeno (buen abono) y las raíces previenen la erosión.  Como si fuera poco, crece muy rápido.

Pero lo malo del Kiri es que cuando tiene que competir con otros árboles más altos que le dan sombra no prospera.

En Texas ha comenzado un proyecto llamado Kiri Revolution (La Revolución Kiri) que consiste en plantar un millón de kiris para así dejar el suelo purificado y lograr que recupere sus propiedades. El proyecto es llevado a cabo por Chris Sanders y Brittany Turner que no sólo eligieron al kiri por sus propiedades fértiles sino porque también absorbe diez veces más dióxido de carbono que cualquier otro árbol en el mundo, y como si fuera poco emite grandes cantidades de oxígeno. O sea que es ideal para la lucha contra el cambio climático.

Texas tiene el suelo, el aire y el agua muy contaminada. Por eso Sanders y Turner eligieron al kiri, que puede prosperar en suelos y aguas contaminadas, al tiempo que purifica la tierra en la que crece.

Otra ventaja es que el kiri es el árbol de crecimiento más rápido del planeta. En apenas ocho años, una semilla de kiri llega al tamaño de un roble de 40 años. En sólo un año llega a los cuatro metros y medio de altura.

Chris Sanders y Brittany Turner están experimentando, por ahora. Prueban las mejores cepas de kiri, y toda su información la suben a su sitio de MySpace, para compartir la información con quien quiera aprovecharla.

Como si fuera poco sus hojas pueden utilizarse para hacer un rico té, y al parecer sus flores, de rico aroma, atraen a las abejas y generan una miel más rica, eso dicen.

El kiri es el árbol del futuro, se dice en muchos medios. Pero creo que es el árbol del presente, ahora mismo lo podemos aprovechar.  Pueden ser de gran ayuda contra el calentamiento global y contra la desertificación.

Conseguir semillas de Árbol Kiri

Hoy en día no resulta complicado conseguir semillas de Árbol Kiri o Pawlownia Tormentosa. Por un lado tiene la opción de buscar por internet, en páginas como “Aliexpress” o “Semillas únicas”. De todas formas echa un vistazo en las diversas páginas web para ver si existen opiniones de otros usuarios o si son tiendas online de confianza.

Otra opción de la que dispones es acudir a alguna tienda especializada en tu zona. En el mercado del pueblo no van a tener semillas de Pawlownia Imperial pero en algún establecimiento más especializado podrás tener suerte.

Cómo plantar árbol Kiri

Además de todas las características que ya te hemos comentado y que convierten al Árbol kiri en una especie única, por si fuera poco, resulta un árbol muy sencillo y agradecido de plantar. No requiere de excesivos cuidados y no tendrás demasiados problemas para hacer germinar la planta. Además, es muy resistente a las plagas, a las bajas temperaturas o a los incendios. Veamos cómo puedes plantar un árbol kiri en tu jardín de forma sencilla.

arbol kiri

Pon la semilla en una maceta y no la cubras. Debes conseguir una cierta humedad, aunque sin excederte, y buenas condiciones de luz, aunque sin que la luz dé directamente a la semilla, ya que de lo contrario se secarían. Lo ideal en esta fase es mantener la temperatura alrededor de 25-30 grados. Si todo sale bien, la semilla de árbol kiri germinará en uno o dos meses. Cuando esto haya sucedido, la dejamos una semana más “reposando” en el recipiente original.

Cuando haya pasado la semana, cambiamos la planta a otro recipiente y la mantenemos en las mismas condiciones de temperatura, luz y agua. A partir de la tercera semana ya podremos comenzar s usar algún tipo de abono natural. Aproximadamente, a los dos meses ya deben sacarse al exterior. Ten en cuenta que el Kiri crece muy rápido y que en un año ya puede medir de 2 a 3 metros.

pawlownia
Se pueden plantar en diversos tipos de suelos ya que, como hemos dicho, son árboles que crecen rápidamente en casi cualquier condición. Lo ideal es que sea un una zona con sol y suelo húmedo
.
Por otro lado, es importante podarla cada año, sobre todo en los primeros años. Asimismo, durante los primeros años de vida es un árbol bastante sensible al frío durante los primeros años, pero a partir del tercer año ya es muy resistente tanto el frío (hasta -20) como al calor (aguanta fácilmente 45-50 grados)

Cabe destacar que en este caos hemos elegido al opción de germinar por semillas porque se trata de un “tutorial” para plantar nuestro propio árbol de Kiri, no para hacer grandes plantaciones para explotación comercial. En ese caso el método más usado para la germinación del Kiri es a través de pedazos cortados de raíz de aproximadamente 15-20 centímetros de longitud.

Entonces qué, ¿te atreves a seguir el ejemplo, plantar tu propio árbol Kiri y contarnos tu experiencia? Esperamos ansiosos tu relato.

Seguro que os interesa

MORINGA OLEIFERA, UN ÁRBOL DE INNUMERABLES CUALIDADES