UP

-     Escrito por ruben

La destrucción de hábitats costeros produce 10 veces más emisiones

Un ejemplo más de por qué la tala de los bosques de manglares, y la destrucción de las marismas y praderas de los pastos marinos son una mala idea. Un nuevo estudio de PLOS ONE muestra que estamos subestimando radicalmente la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos cada año a partir de la destrucción de los hábitats costeros. De hecho, la destrucción de estos ecosistemas está contribuyendo hasta 1,2 millones de toneladas de carbono a la atmosfera cada año, que son 10 veces más que las estimaciones previas demostradas.

La cifra de 1,2 billones de toneladas se encuentra en el extremo más alto, determinado por el estudio. Una cifra que los investigadores señalan que es igual a las emisiones anuales emitidas por Japón. En el extremo inferior, sin embargo, son liberadas el 0.15 de millones de toneladas de carbono.

Los científicos dicen que simplemente no hay tantos datos disponibles sobre estos ecosistemas y que su actual trabajo esta basándose en ofrecer libros que representan las emisiones bajas y los máximas que conlleva la destrucción de estos ecosistemas, con launa base de información que disponen actualmente.

Un estudio de Linwood Pendlenton del Instituto Nicholas explica el tipo de paisaje que investigaron, y el impacto asociado a su destrucción:

Estos ecosistemas costeros son una diminuta cinta de la tierra, sólo el 6% de la superficie está cubierta por el bosque tropical, pero las emisiones de su destrucción son casi una quinta parte de los atribuidos a nivel mundial de la deforestación. Una hectárea de marismas pueden contener la misma cantidad de carbono que 488 automóviles producen al año. Una hectárea de manglar puede producir emisiones de gases de efecto invernadero como la tala de 5 a 3 hectáreas de bosque tropical.

Como es el caso con los bosques, estos ecosistemas absorben carbono de la atmósfera, y la almacenan tanto en las propias plantas como en el suelo (o fondo del mar) en el que crecen. La extracción de la vegetación o la desecación de la tierra, libera el carbono almacenado.

Fuente: http://www.treehugger.com/

ElBlogVerde.com

Newsletter