Escrito por Tendenzias

La cosmética y la ecología

La cosmética es una disciplina que se encarga del cuidado de nuestra piel. En ella se utilizan unos productos denominados cosméticos, cuyas propiedades ayudan a mantener y mejorar las propiedades de nuestro cutis. Estos cosméticos pueden estar hechos a base de componentes sintéticos o también pueden ser totalmente naturales. De hecho, las empresas de cosmética abogan cada vez más por los productos ecológicos.

cosmetica ecologica
Tradicionalmente la cosmética se ha ido distanciando de la ecología  a medida que las sustancias naturales que antaño se utilizaban en la fabricación de los cosméticos, se han sustituido por otras de origen sintético, algunas de las cuales resultan perjudiciales para el medio ambiente. Sin embargo la tendencia actual de algunas marcas, es volver a sus orígenes, dando lugar a lo que se ha dado en llamar cosmética natural o ecológica. Por otra parte, también existen productos totalmente naturales que se pueden utilizar de forma totalmente natural para mejorar la calidad de la piel o el rostro.

Ventajas de las cosmética ecológica

La cosmética ecológica tiene diversas ventajas. Por ejemplo, los productos son muchos menos agresivos. Además, las personas que tengan alergia a determinadas sustancias o que les resulten demasiado agresivas a la piel, siempre pueden optar por la cosmética ecológica, cuyos productos son totalmente naturales y libres de componentes químicos o sintéticos.

cosmetica
Por otro lado, los productos de cosmética ecológica son muchos más respetuosos con el medio ambiente que los de cosmética industrial, ya que no dejan restos químicos ni residuos contaminantes. Evidentemente, no es lo mismo una mascarilla llena de colorantes y excipientes que una hecha a base de cáscaras de plátano o aceites esenciales naturales. Por tanto, la cosmética natural también ayuda a cuidar el medio ambiente.

Bien es cierto que hay que hacer referencia a uno de sus pequeños “inconvenientes”, y es que probablemente usar productos de cosmética natural o ecológica no sea tan cómodo como comprarlos directamente a marcas de cosmética industrial. Ojo, muchas de estas marcas venden sus productos como si fueran 100% naturales, lo cual es totalmente falso (solo hay que mirar en su etiqueta). Como decimos, una de las razones por las que muchas personas siguen eligiendo la cosmética industrial es porque los productos vienen ya fabricados y listos para aplicar. La cosmética natural, sobre todo la totalmente casera, requiere de nosotros ciertos conocimientos y, sobre todo, algo de tiempo y paciencia a a hora de fabricar nuestras propias cremas.

Esto nos lleva precisamente a otra de sus ventajas. Los productos de cosmética natural caseros resultan mucho más económicos que las cremas que encontramos en las tiendas, que alcanzan precios bastante altos. En cambio, la mayoría de productos naturales con los que podemos hacer cosméticos ecológicos los podemos encontrar en cualquier casa, e incluso podemos hacerlos con el excedente que nos sobre del consumo habitual.

En el siguiente epígrafe te vamos a mostrar algunos productos naturales que se usan habitualmente para hacer cosméticos caseros.

Productos naturales que se usan como cosméticos

Existen numerosos productos naturales que se pueden utilizar para hacer jabones, cremas o mascarillas para el rostro o para el pelo, etc. Uno de ellos es el limón. Los cítricos son muy útiles para numerosas cosas en el hogar, como limpiar muebles o repeler insectos. Pero sus propiedades no terminan ahí, y es que el limón también tiene activos muy beneficiosos para nuestra piel y es muy efectivo para eliminar puntos negros o líneas de expresión. Una buena idea es realizar una mascarilla a base de zumo de limón. Para ello, exprimimos el zumo de 4 o 5 limones y lo añadimos a una aspirina previamente triturada. También le podemos añadir aceite esencial de lavanda.

cosmeticos
Otro producto muy utilizado para el cuidado de la piel y del cabello es el aloe vera. Esta planta tiene numerosas propiedades que ayudan a nuestra piel. Por ejemplo, es muy útil para combatir las manchas. Para ello tan solo tenemos que aplicar directamente el jugo del tallo sobre las zonas donde tengamos manchas en la piel, dos o tres veces al día.

Otra opción es usar una clara de huevo batida a la que, de nuevo,le vamos a añadir el jugo de medio limón. Aplicamos la mascarilla resultante sobre la cara, teniendo cuidado de que no nos entre en los ojos, y lo dejamos actuar durante una media hora. Lo podemos realizar un par de veces al día. Un vez haya pasado la media hora, quitamos la mascarilla con agua templada.

Otros productos también pueden servir como un gran exfoliante. Por ejemplo, se puede mezclar sal marina con aceite de bebé en un bol. Se tapa este bol y se deja así durante una noche entera (mejor aún si es durante 24 horas). Después, se destapa y se remueve bien todo. Aplicamos la mezcla sobre la piel y dejamos que actúe durante unos 10 o 15 minutos.

Estos son solo algunos ejemplos de los productos naturales con los que puedes hacer tus propios cosméticos, pero hay muchos más, desde aceites esenciales de todo tipo, hasta la miel, pasando por otras frutas como los aguacates. Lo mejor es que mires recetas que te sirvan y que sean sencillas y que pruebes a hacerlas tú misma. Al principio puede que te cueste, pero con un poco de tiempo y de práctica verás como las cremas y mascarillas te quedan cada vez más consistentes y cumplen mejor su función.

Por nuestra parte esto es todo, esperamos que el artículo te haya gustado y que al menos te pienses usar productos de cosmétic ecológica. Verás como tu pie y tu monedero te lo van a agradecer. Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar muy interesantes para complementar la información del artículo.

Enlaces de interés
En El Blog Verde tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy útiles si quieres saber más cosas sobre productos y remedios naturales:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

ElBlogVerde.com

Newsletter