UP

-     Escrito por marimar

Invernaderos caseros

A muchos de nosotros nos gustaría tener un invernadero, pero muchas veces por el alto coste de estos, nos echamos para atrás, o simplemente porque nos faltan las ideas de como hacerlo, pues aquí tenemos un modelo, bastante interesante de un invernadero que se hizo por muy poco dinero ya que se ha utilizado gran cantidad de materiales reciclados. Vamos a ver distintas formas de fabricar un invernadero casero, según nuestro espacio, necesidades y dificultad.

invernaderos-caseros-Invernadero17

Invernaderos caseros | ¿Qué es un invernadero?

invernadero
Un invernadero es una superficie de cultivo cerrada, estática, accesible a pie y que se utiliza para la plantación y cultivo de diferentes plantas y hortalizas, caso de lechugas, acelgas, brócoli, espinacas y un largo etcétera.

La principal característica de los invernaderos es que, al ser cerrados, permiten el cultivo de las hortalizas aislándolas de las condiciones climatológicas del exterior. Los invernaderos más profesionales suelen incluir también sistema de control de la temperatura y la humedad, para garantizar las condiciones óptimas para el cultivo.

Si bien existen invernaderos que ya vienen montados y que pueden ser de distintos tamaños (algunos de ellos destinados para el cultivo a gran escala), también es muy común apostar por los invernaderos caseros, ya que son relativamente sencillos de montar. En este artículo vamos a ver cómo construir distintos tipos de invernadero y veremos algunos consejos para su cuidado y para garantizar que su funcionamiento sea óptimo.

Invernaderos caseros | Ventajas

Si tenéis un jardín o un huerto y queréis construir un invernadero, aquí os mostramos algunas ideas, con algunas fotos del proceso paso a paso.

La fabricación de este invernadero es relativamente fácil de hacer y un verdadero placer poder tener a mano verduras todo el año. Si además este cultivo es ecológico, mucho mejor, porque tendremos todas las vitaminas y minerales sin pesticidas ni abonos.

invernaderos-caseros-semillero

Las ventajas de sembrar en invernadero son muchas, aunque lo más importante es que las plantas están protegidas de las bajas temperaturas, consiguiendo un microclima en el que podemos sembrar sin tener que esperar a la temporada normal de plantación.

También podremos hacer nuestros propios semilleros para tener los plantones a punto al llegar la temporada primavera-verano, así ahorramos en la compra de planteles y nos aseguramos que sean ecológicos.

Otra ventaja del invernadero es que nos permite guardar y proteger en invierno las plantas ornamentales. En cambio en verano podremos secar hierbas aromáticas, frutas, etc.

Hacer un invernadero casero es una fantástica idea para la que no vas a necesitar ni una gran inversión ni muchos materiales. Algunas de las ventajas que ofrecen son las siguientes:

Ventajas de un invernadero casero
  • En poco tiempo, un invernadero casero se transforma en una inversión rentable que se traduce en comida para la mesa, lo que nos permitirá ahorrar a medio plazo.
  • Garantiza la calidad de los alimentos que se obtienen, ya que el resultado está siempre supervisado por sus cuidadores y se puede controlar en todo momento el proceso y los productos qe se utilizan.
  • Se pueden plantar toda clase de hortalizas fuera de época, brindándonos la posibilidad de obtener más de un ciclo de cultivo por año, con lo cual se maximiza la producción y se rentabiliza antes la inversión.
  • Los productos de su interior aprovecharán más el sol del verano y crecerán más rápidamente, adelantando así el período de cosecha.
  • Es una excelente idea ecológica que permite además descubrir un nuevo mundo de ocio, con el placer de cuidar la naturaleza y ver crecer tus alimentos. Además, obtendrás la satisfacción de comer alimentos cultivados por sí mismo, por lo que se podría decir incluso que esos alimentos te van a saber mucho mejor.

Así que ya lo sabes, si dispones de un poco de terreno y el tiempo necesario, y quieres ahorrarte un dinero y conseguir productos naturales y cultivados por ti mismo, prueba a construir tu propio invernadero casero, no te arrepentirás.

Invernaderos caseros |Invernaderos a dos aguas

Lo primero que tenemos que decidir es el tamaño del invernadero, para poder calcular el material y las medidas necesarias. El que os mostramos a continuación tiene unos 20 metros cuadrados, con medidas de 4,5 x 4,5 metros.

Es conveniente elegir el lugar del jardín más soleado y orientado hacia el sur, ya que las plantas necesitan muchas horas de luz solar, y lo mejor es el sol de las mañanas.

  • Nivelar el terreno elegido si hace falta
  • Marcar con una línea, una cuerda o con ceniza el tamaño y la forma elegida

Invernaderos a dos aguas | Construcción

En nuestro caso, quisimos aprovechar una estructura metálica que antes era un parral. Hicimos cuatro hoyos a modo de cimientos, uno en cada esquina, de unos 40 centímetros de profundidad y 40 de ancho, y dentro pusimos un dado o bloque cuadrado de hormigón de 30 x 30 centímetros, como se puede ver en la foto.

invernaderos-caseros-dado-hormigon

A continuación insertamos el tubo de hierro galvanizado en medio del dado de hormigón y llenamos con hormigón hecho con gravilla, arena y cemento, mezclando algunas piedras, o bien podemos llenarlo con mortero.

invernaderos-caseros-dado-hormigon-relleno

El invernadero se puede hacer sin esta estructura metálica, sólo con madera, pero es una forma de reciclar material y darle más robustez a la construcción. En los días de fuerte viento, estaremos más tranquilos con este refuerzo metálico bien fijado al suelo.

Después cavamos cuatro hoyos más, esta vez en el centro de los laterales, para fijar los postes de madera. En las fotos se ve con más detalle.

El siguiente paso tampoco es imprescindible, pero le da al invernadero un mejor cerramiento, para evitar la entrada de roedores u otros animalitos no invitados. Hicimos una pequeña zanja de unos 5 centímetros de profundidad y 10 de ancho por todo el contorno, marcado por la línea que antes habíamos delineado, coincidiendo con los hoyos que ya hemos hechos.

invernaderos-caseros-listones-madera

Hoyos para fijación de los postes de madera y zanja de ladrillos

Después llenamos la zanja con mortero y ponemos una hilera de ladrillos, uniéndolos con una mezcla de arena y cemento. Tendremos que hacer todo el contorno, menos en el lugar donde hayamos decidido hacer las puertas, lógicamente. Una vez que tenemos los pilares metálicos anclados en el suelo, colocamos los arcos uniendo los tubos.

invernaderos-caseros-arcos

Es el momento de fijar la estructura con listones de madera en los laterales y el techo, para el armazón del invernadero. Para un tamaño de invernadero similar recomendamos listones de 3,5 x 5 cms.

invernaderos-caseros-resto-pilares-techo

Es conveniente que tenga dos puertas porque en verano necesitaremos que pase el aire y se airee bien todo el invernadero. En el lugar donde hayamos decidido hacer las puertas, colocamos los marcos.

Situamos las puertas

Situamos las puertas

El siguiente paso es ensamblar el techo con maderas y tornillos, como en la foto (el techo está hecho a dos aguas). En nuestro caso, añadimos la estructura de madera para dar forma a los dos lados del techo.

Si hubiéramos utilizado únicamente los arcos metálicos, habríamos tenido dos arcos y techos semicirculares, pero nos pareció más sencillo a dos aguas para poder recoger el agua de lluvia de manera más sencilla.

invernaderos-caseros-estructura

Los pilares de madera en el centro de la parte frontal y trasera son de 20 x 5 cms y unos 3 mts. de altura. Los listones de madera en las esquinas van atornillados a los tubos metálicos de forma que ambas estructuras formen una sola y sea robusta.

Una vez hecho todo el armazón con el hierro y la madera, es el momento de colocar la cubierta trasparente o translúcida, con lámina plástica enrollable o con policarbonato rígido (grosor de 6 mm). 

invernaderos-caseros-ventanas-aireacion

Ahora es el momento de elegir donde queremos hacer las ventanas, complemento a las puertas para la ventilación cuando hace mucho calor.

Vista de las paredes y techo desde el interior

Vista de las paredes y techo desde el interior

Por fin ya podemos empezar a formar las camas altas, aunque lógicamente no son imprescindibles, ya que se puede sembrar directamente en el suelo, para lo quetendremos que cavar y preparar el suelo con tierra y compost.

Hemos elegido este tipo de camas altas porque trabajar en ellas es más fácil (no hay que agacharse tanto) y a la vez la tierra se mantiene más blanda, ya que no se pisa.

invernaderos-caseros-camas

Cama Alta

Hemos hecho una cama alta cuadrada de 100 x 100 centímetros, con una hilera de bloques de hormigón de 50 x 20 x 10 cms. y encima de ésta otra de madera, pero también se pueden hacer las dos hileras de bloques o solo de madera.

Una vez hecho el cuadrado de la cama alta forraremos de lámina plástica la parte interior para que la madera no coja humedad y llenaremos con buena tierra, arena y compost. Sugerimos poner abajo restos de ramitas y hojas secas para que la tierra no se apelmace.

Cama con compost y ramitas

Cama con compost, arena y ramitas

Ahora hay que colocar las ventanas y las puertas, que si son recicladas, ahorraremos en nuestro proyecto, pero de todas formas, siempre las podemos comprar de segunda mano.

invernaderos-caseros-con-puertas-ventanasLa colocación de las ventanas, en este caso hemos colocado dos pequeñas ventanas para poder ventilar y reciclar el aire del interior, por el mismo motivo, también hemos colocado dos puertas, con el fin de crear corriente en los días de mucho calor.

invernaderos-caseros-ventanas-puerta

Vista interior del invernadero con las camas altas. Algunas son cuadradas y otras rectangulares. Por cierto, es conveniente dejar unos pasillos de 40 o 50 cms. para poder pasar y trabajar.

invernaderos-caseros-interior-camas

Camas Cuadradas

Camas Rectangulares

Camas Rectangulares

Un par de semanas después ya podemos ver el invernadero a pleno rendimiento.

invernaderos-caseros-huerto

Podemos aprovechar y crear una mesa de trabajo con maderas recicladas, que será muy práctica y necesaria para guardar herramientas, abonos y aperos del huerto y poder trabajar cómodamente.

invernaderos-caseros-mesa

Vista exterior, con el compostero en primer plano y el depósito de recogida de aguas pluviales al fondo a la derecha.

invernaderos-caseros-compostera-recoge-agua

El resultado es espectacular, un invernadero muy sencillo y barato de hacer, de gran capacidad que te harán disfrutar de sus productos durante todo el año.

Invernaderos Casero| Invernadero de arcos

Los invernaderos tienen la capacidad de generar determinadas condiciones de temperatura y humedad. Son ideales para cultivar muchos tipos de plantas durante los meses de invierno o donde las condiciones climatológicas pueden ser adversas. Por eso, si dispones de un huerto o terreno que no utilices, tú mismo puedes construir un pequeño invernadero donde ver nacer frutas y verduras. Pero ¿Qué materiales son los necesarios y cómo se construye un invernadero casero? Hoy te lo enseñamos.

Que plantar en invernadero casero

A la hora de construir un invernadero casero podemos elegir muchos métodos diferentes. Construir un invernadero sólido y resistente a los cambios climáticos depende mucho de la calidad de los materiales que emplees, ya que no es lo mismo usar listones de madera de pino o tubos de PVC, que aprovechar materiales reciclados para levantar la estructura principal.

Para hacer nuestro propio invernadero casero, nosotros vamos a emplear mallazo metálico de obra para el recubrimiento, un poco de madera para los marcos de la puerta y manguera de PVC para la sujeción del invernadero; todos ellos son materiales muy económicos pero a la vez, muy resistentes. Por supuesto, también necesitaremos lonas de plástico fino para tapar la estructura metálica y la ayuda de un “manitas” de la casa para conseguir unas buenas sujeciones.

En el siguiente punto te mostramos cómo construir este invernadero casero. Si sigues los pasos que te indicamos estamos seguros de que no vas a tener ningún problema.

Invernadero de arcos | Construcción

Con un invernadero como el siguiente que te enseñaremos a construir, podrás plantar muchos tipos de semilleros y plantones en épocas de frío, así como alargar el tiempo de plantación y producción de los mismos.

Como construir un invernadero 1
Primero, necesitaremos mallazo de obra para poder construir un “esqueleto” sólido de la estructura. Este material es fácil de conseguir en cualquier almacén de materiales de construcción y en la medida de lo posible, elegiremos uno que sea delgado y ligero.

Como construir un invernadero 2
Tendremos que cortar dos bases para construir un suelo del mismo material que el cuerpo del invernadero, siempre del tamaño que tu elijas. Puedes usar cizallas o una radial para hacerlo de la manera más cómoda posible.

Como construir un invernadero 3
Después, haremos lo mismo para construir la estructura del invernadero. Debemos tener en cuenta que, cuanto más grandes sean estos paneles de mallazo, mejor los podremos doblar y más resistentes serán contra los elementos climatológicos. Usaremos alambre para unir bien el mallazo del suelo con el de la estructura, que ya debería estar doblada y colocada haciendo la forma del invernadero.

Como construir un invernadero 4
Al igual que en una tienda de campaña, doblaremos dos tubos de PVC para hacer los dos arcos extremos de la estructura, asegurándonos más tarde de unir el mallazo en ellos.

Bien, ahora usaremos tres listones de madera de pino para hacer la puerta. A esta le daremos la misma altura que el invernadero, haciendo que los dos extremos superiores de los marcos toquen en lo alto de los tubos de plástico. Una vez hecho esto, sólo nos quedaría recubrir el invernadero con plástico utilizando brindas de sujeción. Recuerda que los plásticos de invernadero y la brindas se pueden conseguir en almacenes de bricolage o tiendas agrícolas. También es recomendable tapar los agujeros que has dejado al emplear las brindas con cinta adhesiva.

Invernaderos Casero| Condiciones climatológicas del lugar

En la medida de lo posible, el invernadero debería estar en un lugar resguardado del viento pero a la vez soleado para que retenga todo el calor. De esta forma, protegeríamos a los vegetales de las heladas nocturnas cuando la noche ronde los -0ºC.

Invernaderos Casero| Consejos de cultivo y mantenimiento del invernadero

Para paliar los problemas de aireación y de polinización en el invernadero, recuerda hacer una pequeñas aberturas en los extremos de la estructura. Así garantizaremos que la entrada y salida del aire sea la más adecuada, evitaremos el “efecto bolsa” del viento y a la vez, dejaremos que los insectos cumplan su función como agentes de polinización.

Invernadero casero
Las plantas del invernadero son totalmente dependientes, por lo que debemos establecer un horario de riego inquebrantable. Recuerda que no hay nada más sediento que los vegetales, más aun cuando están cultivados en potes, planos o bancos. Asimismo, procura tener siempre a mano una un sistema de regadío ya sea para aprovecharse con manguera o regadera.

También puedes usar abono como fertilizantes para incrementar los beneficios y la rapidez de crecimiento de los productos que has sembrado, aunque si lo haces ten en cuenta que también pueden ser muy agresivos con tus hortalizas, así que no te pases al usarlos.

Procura revisar periódicamente la estructura, para asegurarte que está bien fija y que no ha sufrido daños, por ejemplo, a causa de las inclemencias del tiempo. Comprueba también que no existen roturas en los plásticos que permitan entrar agua, frío, o cualquier condición atmosférica que vaya en contra de las condiciones óptimas del invernadero.

Invernaderos Casero| ¿Qué plantar en un invernadero casero?

En un invernadero casero se pueden plantar multitud de frutas y verduras en un invernadero, siempre que la tierra sea fértil y tengamos controlada la humedad del interior. Productos como la col, las elchugas, las acelgas, las espinacas, las berenjenas, la coliflor, los ajos, las escarolas, los pepinos, el apio, los tomates, el perejil, las zanahorias, la recula y un largo etcétera son muy frecuentes en una estructura casera de estas características. También puedes cultivar frutas como las fresas, las moras e incluso melones o sandías. Será tu propio huerto casero.

Invernaderos Casero| Vídeo Explicativo

Si has leído todo el artículo pero no te ha quedado del todo clara la fase del montaje del invernadero, puedes ver cómo hacerlo paso a paso en el siguiente vídeo:

Enlaces de interés

En El Blog Verde tenemos muchos otros artículos relacionados con el cuidado de las plantas o del jardín que te pueden resultar muy útiles:

ElBlogVerde.com

Newsletter