Escrito por Tendenzias

Etiquetado energético: Normativa para la colocación de calderas

La normativa de la colocación de calderas ha sido modificada el pasado mes de septiembre para mejorar la eficiencia energética y proteger más el medio ambiente, con el fin de cumplir los objetivos propuestos en el Protocolo de Kioto. Os contamos en qué consiste.

calderas-hoja-energetica

¿Qué es el Protocolo de Kioto?

El Protocolo de Kioto se creó el 11 de diciembre de 1997 en Kioto (Japón), pero no fue hasta el año 2005 cuando entró en vigor. Este protocolo se encuentra dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, por lo que los países industrializados están comprometidos a alcanzar los objetivos fijados en el mismo.

Estos objetivos no son otros que la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Para alcanzar dicho fin se van modificando y creando nuevas leyes dirigidas a las empresas, para que tengan en cuenta el medio ambiente y el cuidado del mismo.

Una de ellas es la que entró en vigor el pasado 26 de septiembre de 2015, las normativas ErP (Requeriminetos de Ecodiseño) y ELD (Etiquetado Energético) con las que se pretende alcanzar los objetivos fijados por el Protocolo de Kyoto y el Plan “20/20/20” para la protección del medio ambiente.

Normativas ErP y ELD para calderas

La legislación europea que antes os adelantábamos ha establecido unos requisitos mínimos de eficiencia energética, emisiones de NOx (óxidos de nitrógeno) y niveles de ruido.

Esta legislación afectaría a calderas, bombas de calor, equipos de cogeneración, calentadores, termos eléctricos y acumuladores de ACS. Para poder alcanzar los objetivos propuestos y que se puedan llevar a cabo sobre los productos mencionados anteriormente, se han ideado estas dos normativas:

Normativas ErP

La nueva normativa de Ecodiseño regula el diseño ecológico y los requisitos mínimos en cuanto a eficiencia y emisiones, lo que implica que prácticamente queden prohibidas las calderas que no sean de Condensación, es decir, aquellas que tengan una capacidad menor de 400 kW y 2.000 litros.

Hay que tener en cuenta que son las calderas de condensación las que tienen un alto rendimiento para producir agua caliente con una baja emisión de CO2.

Normativas ELD

Esta nueva normativa exige que los generadores de calefacción, agua caliente sanitaria y acumuladores que tengan una potencia inferior a 70 kW y 500 litros tendrán que tener el etiquetado energético pertinente donde se indique y se detalle la clase de eficiencia energética.

A su vez, aquellos sistemas que cuenten con alguno de estos elementos también tendrán que contar con dicho etiquetado para que el consumidor conozca su eficiencia energética.

Nueva etiqueta energética

Etiqueta-Energetica-calderas

Con esta normativa es importante que nos vayamos acostumbrando a la nueva etiqueta energética, en la que veremos que hay una escala de A++ a G en los calentadores. Estas letras se traducen en el nivel de ruido que producen (contaminación acústica) y la clase de eficiencia enérgetica que aporta al hogar.

En esta etiqueta tenéis que comprobar que aparezca el nombre del modelo, la marca del producto y la clase de eficiencia energética de dicho aparato.

Es importante tener en cuenta que para escoger el modelo más adecuado a veces es importante contar con el asesoramiento de un especialista que pueda tener en cuenta las condiciones de la casa, del edificio y que tenga amplios conocimientos sobre los sistemas de calefacción, pues puede haber situaciones en las que un aparato con una alta eficiencia energética puede que no sea la solución más eficiente para un consumidor determinado.

Es importante que se valore cada caso de manera independiente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

¿Qué implican estas normativas para el consumidor?

A nivel medioambiental podemos pensar que es un paso esperado y esperanzador, puesto que obliga a las empresas a hacer calderas de gas con toda la tecnología de la condensación, reducción las emisiones y cuidando la atmósfera de tantos gases contaminantes.

Por otra parte, si lo pensamos a nivel del consumidor, es importante conocer que todas las calderas que no cumplan los riquisitos mínimos citados anteriormente (eficiencia energética, emisiones de NOx y niveles de ruido) están prohibidos en el mercado.

Por tanto, lo que se pretende en España concretamente es que sólo se permitan los modelos con tecnología de condensación y, a nivel de la Unión Europea, está prohibida la instalación e introducción de otro tipo de caldera que no sea la indicada.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos