-    Escrito por esther

Contaminacion acústica

Aunque siempre nos tendemos a hacer eco de los tipos de contaminación que tienden a afectar en menor o mayor medida al medio ambiente (fundamentalmente porque es nuestra temática principal), es cierto que también existe una determinada contaminación que tiende a afectar más a las personas que a la propia fauna de un ecosistema.

contaminacion-acustica En esta ocasión nos encontramos ante un tipo de contaminación que, mayormente, afecta más a los humanos, es que se trata de la denominada como contaminación acústica, la cual muchas veces no es tenida en cuenta por las leyes, o no tan respetada por los ciudadanos, pero también puede causar trastornos

Contaminación acústica: un peligro para nuestros oídos

Para la mayoría de la población, la contaminación acústica tiende a ser considerada como un factor medioambiental ciertamente grande, ya que se trata de algo que incide de manera tanto principal como importante en la calidad de vida. El término contaminación acústica hace referencia al ruido cuando éste se considera como un contaminante; esto es, cuando se convierte en un sonido molesto que puede llegar a producir problemas psicológicos bastante nocivos para una persona (depresión, ansiedad, estrés, insomnio). contaminacion-acustica-ciudades No debemos olvidar que un informe de la Organización Mundial de la Salud ha estimado como el límite superior deseable en los 50 dB.

Las principales causas de la contaminación acústica

Como de buen seguro sabrás, la principal causa de contaminación acústica es la humana, el cual especialmente se deriva en el transporte, la construcción de edificios, la cercanía a un aeropuerto o a una línea de trenes, o la industria, son las fuentes principales de los ruidos dañinos. Pero también existe un tipo determinado de contaminación acústica que puede llegar a afectar gravemente, e incluso la propia convivencia en una comunidad de vecinos: la música alta.

Efectos del ruido en el ser humano

Como te comentamos anteriormente, la contaminación acústica tiene varios efectos perjudiciales para la salud de la persona, que tienen que ver con una serie de efectos fisiológicos, o bien efectos psicológicos.

Entre los efectos fisiológicos, nos encontramos con los siguientes:

  • Efectos auditivos.
  • Efectos no auditivos (afecciones en el riego cerebral, alteraciones en el proceso digestivo, trastornos intestinales y cólicos, aumento de la presión arterial, aumento de la tensión muscular, etc).

>Entre los efectos psicológicos, encontramos los que siguen:

  • Efectos sobre la conducta.
  • Efectos sobre el sueño.
  • Efectos sobre la memoria.
  • Efectos en el embarazo.
  • Efectos en la atención.
  • Efectos sobre los niños.

Es cierto que, de momento, existen algunas lagunas legales respecto a esta problemática. Por este motivo fundamental, es vital contar con una ley adecuada que recoja todos los tipos de contaminación acústica que pueden llegar a afectar a la calidad de vida de la persona, y que recoja las penas adecuadas para cada delito.

Efectos de la contaminación acústica en el planeta

Contaminacion acustica efectos planeta La contaminación acústica no solo es altamente dañina para el ser humano, sino que también lo es para el medio ambiente. El exceso de ruido, junto a la radiación y los productos químicos orgánicos e inorgánicos de las grandes ciudades, es un problema que los animales y las plantas padecen en simbiosis con los habitantes que lo provocan. La contaminación por el ruido de la maquinaria industrial, los aviones o el tránsito excesivo de vehículos hace que las aves y los pájaros cambien el esquema de su comportamiento, migración e incluso alimentación. Es más, se ha comprobado que la tempestad acústica causada por el ser humano, ha llegado a inquietar e incluso extinguir muchas especies de aves. Asimismo, el ruido de las ondas sónicas generadas por los vuelos comerciales y los barcos exploradores sigue siendo un puñal para la reproducción de algunas especies. El ruido también perjudica de manera invisible multitud de animales que colonizan las plantas, dispersan sus semillas o recogen sus frutos. La onda expansiva del ruido recae además en la vegetación, cuya función también trata de paliar los efectos de la contaminación acústica en los seres vivos que residen en su entorno. Existen multitud de efectos secundarios provocados por el ruido mundano que repercuten en la habitabilidad y comodidad del ser humano, tales como la pérdida de la privacidad y la depreciación de los inmuebles, especialmente aquellos dedicados a la vivienda.

Países con mayor contaminación acústica

Ciudades y paises mas ruidosos El mundo es una gran bombona de bullicio incesante; cantinela automovilística, martilleos industriales, maquinaria pesada, etc. No obstante, existen lugares donde la concentración de contaminación acústica es tan grande, que muchas organizaciones especializadas han denunciado la pasividad de muchos gobiernos para remendar esta situación. En el podio de países con más contaminación sonora lo encabeza Japón, donde más de 130 millones de personas están expuestas a un nivel acústico superior a 65 decibelios, rozando el límite establecido. El segundo país con mayor índice de población expuesta a altos niveles de ruido es España, que si bien es un país que se alimenta del turismo y de sus “tranquilas” playas, los últimos estudios dicen que el 50% de sus habitantes viven en niveles de ruido superiores a 65 decibelios. Sin embargo, también se ha revelado que solo el 25% de los ciudadanos europeos están expuestos a sonidos molestos. Efecto del ruido en las aves Países latinoamericanos como México se salen de la escala en la medición de ruido. Allí muchos de sus habitantes se enfrentan cada día a nada menos que 85 decibelios en lugares con discotecas, restaurantes y demás locales.

La contaminación acústica en España

En España, se ha establecido una precepto en la evaluación del ruido en la que, una ciudad con 300.000 habitantes de media, supera en más de 15 decibelios los límites legales. Ciudades como Granada o Valencia ocupan los primeros puestos en la lista de ciudades más ruidosas de nuestro país. Cabe destacar, como ya hemos dicho, que tales niveles de ruido pueden provocar en sus habitantes serios problemas a la salud. Debido a este incómodo problema, muchas ciudades del mundo han apostado por la instalación de barreras acústicas en zonas asfaltadas, así como aislamientos y materiales absorbentes. También se ven cada vez más por televisión determinadas campañas de educación medioambiental o de movilidad sostenible, creando más y más espacios y carriles destinados a la bicicleta en las ciudades.

7 ideas para prevenir la contaminación acústica

En este caso vamos a hablar de ideas que podríamos aplicar nosotros mismos, es decir, no nos referimos a medidas a gran escala dirigidas a gobiernos y empresas. Aunque alguna de ellas no estará mal que la aplicásemos a nivel global. ruidos obras Uno de los lugares donde podemos sufrir la contaminación acústica es en nuestro propio hogar. U vecino que trabaja con una máquina molesta, obras en el piso de arriba, una calle céntrica con mucho bullicio y bares de copas, el tráfico de las calles, arreglos en el pavimento de la calle, vecinos que ponen la música muy alta, etc. Son innumerables los ejemplos de contaminación acústica que podemos sufrir en el hogar. Una de las mejores soluciones en este caso, si tenemos presupuesto para ello, es realizar un plan de insonorización del hogar. Considera el uso de tapones para los oídos en determinadas circunstancias: el perro que no deja de ladrar por la noche porque el dueño no está, la fiesta del sábado en los bares de tu calle, etc. Si vives en una calle céntrica de una gran ciudad, con mucho tráfico y en la que vive mucha gente, ya sabrás que es bastante difícil, por no decir imposible, mantenerse alejado de la contaminación acústica. Pero siempre hay un ratillo en el que podemos hacer una pequeño escapada a un sitio donde podamos estar tranquilos en silencio. De esa forma conseguiremos tranquilizar nuestros nervios y rebajar nuestro nivel de estrés. Parte de la contaminación acústica que sufrimos es por culpa de nosotros mismos. Ponemos la música o la televisión muy alta, incluso las dos cosas a la vez; tenemos en nuestro hogar aparatos que hacen ruidos constantemente, como lavadoras, secadores de pelo y un largo etcétera. Incluso muchos otros de nuestros hábitos más comunes influyen enormemente en la contaminación sonora, por ejemplo escuchar música en los auriculares. Muchos pensarán que no se trata de contaminación sonora ya que es el propio individuo el que desea recibir dicha música; sin embargo, escuchar música por la calle perturba nuestra atención y aumenta el riesgo de sufrir atropellos, por lo que se trata de contaminación acústica, y además puede tener graves consecuencias. Intenta evitar todos estos aparatos y conductas, en la medida de lo posible. persona gritando Por supuesto, otro de los factores que pueden influir en la contaminación acústica que provoca el ser humano es la educación. Hay que enseñar a los niños desde pequeños a no gritar, a expresar sus deseos o mostrar su enfado de una forma civilizada. Porque de lo contrario, luego nos hacemos mayores y hablamos a voces, que se enteran los vecinos de todo lo que pasa en nuestra casa. Del mismo modo, hay que evitar las conversaciones donde todo el mundo habla a la vez. Por último, uno de los mejores consejos que te podemos dar es que te informes acerca de la normativa relativa al ruido para de esa manera saber si estás siendo víctima de alguna falra contra tu persona relacionada con el exceso de ruidos.

Videos de Interés sobre la Contaminación Acústica

Otras formas de Contaminación, en El Blog Verde

Imágenes | Kalipedia / Ecologismo