¿Conoces las aves de tu ciudad?

Muchas veces, mientras caminamos estamos tan absortos en nuestros pensamientos, que nos olvidamos de mirar alrededor y disfrutar de los regalos que la naturaleza nos hace. Uno de esos regalos, son las aves que comparten nuestra ciudad y nos obsequian con sus colores y cantos. A continuación te mostramos una pequeña guía de las especies que puedes observar durante todo el año si abres bien los ojos.

Gorrión común

¿Quién no ha disfrutado de niño dando de comer migas de pan a este pizpireto pajarillo? Viven siempre ligados a núcleos urbanos, aunque recientes estudios muestran que la contaminación les afecta y está haciendo que su población se reduzca. El macho es el que tiene una especie de babero negro, mientras que la hembra es de color pardo.

La urraca común

Son muy comunes en los parques delas ciudades, aunque también en el campo. Suelen ir en parejas, que duran toda la vida.

Paloma bravía o doméstica

Es el ave más común en nuestras ciudades, hasta el punto que se las denomina a veces “ratas con alas”. Se alimentan de los restos de comida que encuentran, y suelen tener heridas en las patas. Sus heces causan desperfectos en los edificios, al ser corrosivas.

Paloma torcaz

De mayor tamaño que la doméstica, y ligada más bien a parques, donde obtiene su alimento a base de insectos. Tal vez por ello, ofrece una imagen más “limpia y salvaje”. Aunque simbolicen la paz, he de destacar que las palomas son bastante agresivas y no es raro verlas pelearse a aletazos por posarse en determinado árbol.

Tórtola turca

Procedente de Asia, en la actualidad podemos escuchar sus estridentes cantos en nuestras ciudades. Su nombre latino es  Streptopelia decaopto, y tiene una leyenda ligada a la religión. Estando Jesucristo agonizando en la cruz, un soldado quiso comprar un cuenco de agua para aliviarle, y la vendedora le pedía por él dieciocho monedas, que el soldado no tenía. La vendedora se negó a vendérsela por menos, y por ello Dios la convirtió en tórtola.

También es común verla en parejas, que duran toda la vida.

Pito real

Es un pájaro carpintero de vivos colores, que anida en los troncos de los árboles. Su sonido recuerda al relincho de un caballo, y puede oírse desde muy lejos: se les suele ver en parejas, posados en la hierba de los parques buscando insectos de los que alimentarse, o bien sobre los troncos de los árboles.

Pico picapinos

Más difícil de ver que el Pito Real, este pájaro carpintero se encuentra sobre todo en los troncos de pinos y robles, buscando insectos o piñones de los que alimentarse.

Carbonero común

Confiado y curioso, este pajarito de vivos colores es fácil de ver en las ramas de los árboles. Emite un sonido metálico y agudo, algo parecido a chi-chi-pum.

Herrerillo común

¿Quién puede resistirse al encanto de esta avecilla? No es tan fácil de ver como las anteriores, pero su aspecto regordete y su colorido, hacen que valga la pena buscarla. Suele ser curiosa y confiada.

Carbonero garrapinos

Con un tono más apagado que el carbonero común y una mancha blanca en la cabecita, es fácil verle posado en las ramas de los pinos, aunque se encuentre en continuo movimiento.

Agateador común

Pequeño e inquieto, es fácil verle trepando por los troncos delos árboles en espiral. Recuerda a un ratón, por su forma y sus rápidos movimientos.

Cernícalo común

Observar a esta rapaz en vuelo es una maravilla; ver cómo se cierne y queda suspendida en el aire, observando lo que sucede debajo, parece cosa de magia. Anida en parques en las ciudades, e incluso en edificios.

Lavandera blanca

Puedes observar esta ave en zonas cercanas a fuentes o cursos de agua. La lavandera es territorial, y en momentos en que los recursos abundan puede compartir su territorio con otro ejemplar. Sin embargo, en el momento en que el alimento empiece a escasear, la lavandera dominante expulsará a la “invitada”.

Abubilla

Su “estilo punk”, sus vivos colores y su forma de volar, hacen de este ave una especie inconfundible, que puedes encontrar en el suelo de los parques alimentándose de insectos.

Halcón peregrino

Aunque más raro de ver, algunos pueblos y ciudades pueden disfrutar de la presencia de este depredador. Tal es el caso de la ciudad de Madrid, donde a veces se puede observar una pareja de halcones que vive en las Torres KIO (Puerta de Europa). Es habitual que los transeúntes puedan verlos volar y, quien esté muy cerca de las torres, en alguna ocasión habrá visto caer restos de sus presas (palomas u otras aves).

Autillo

Esta ave es el búho más pequeño que podemos encontrar en nuestro país, y si estamos atentos, es frecuente verlo y escucharlo en los parques de las ciudades. Se alimenta de insectos y como podéis apreciar en la fotografía, no carece de encanto.

Y tú, ¿qué otras aves has observado en tu ciudad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>