-    Escrito por esther

Cómo reciclar vidrio

En el ‘El Blog Verde’ ya hemos explicado cómo reciclar en general y también cómo reciclar diferentes tipos de materiales. En este caso, veremos que reciclar vidrio es muy sencillo y que, además, es un modo de contribuir con la preservación de nuestro medio ambiente. Os recomendamos revisar los artículos especiales en ElBlogVerde sobre Como Reciclar y como cuidar el medio ambiente

reciclaje
Sabemos que el reciclaje es un proceso para el tratamiento de los residuos, ya sea a nivel industrial o a nivel doméstico, mediante el que se logra volver a introducirlos en el ciclo de producción del producto en sí o de los materiales que lo componen. En este caso, el vidrio es un ejemplo de ello.

La fabricación de botellas nuevas de vidrio ilustra perfectamente este proceso. En un lenguaje corriente, la palabravidrio” sirve para designar un material duro, frágil, quebradizo o transparente. Gracias al reciclaje es posible ver como las botellas que son tiradas pueden ser, posteriormente, recuperadas y reutilizadas.

Vidrio_reciclaje

Para España, es fundamental que toda la población logre concienciarse de la importancia vital que implica reciclar. El reciclaje constituye una de las contribuciones más importantes que podemos realizar para ayudar a preservar el medio ambiente. ¿De qué modo? El reciclaje es una excelente forma de cooperar en la disminución de la cantidad de residuos que terminan en los vertederos, que se pierden incinerados o por otras vías. Además, estaremos colaborando para lograr que disminuya la contaminación.

Cuando se habla de reciclar, ya es conocida la famosa “estrategia de las tres R” porque reciclar implica:

  • Reducir: la reducción está vinculada, en este caso, a la recolección de vidrio que se hará del modo más apropiado y no tirándolo en cualquier vertedero.
  • Reutilizar: el vidrio recolectado es reagrupado y, más tarde mediante el proceso de transformación, es posible volver a utilizar vidrios que ya han sido usados con anterioridad.
  • Reciclar: es el proceso de tratamiento de reciclado que reciben los materiales reciclables como, en este caso, el vidrio.
reciclajevidrio

En realidad, el reciclaje no es nuevo. El reciclaje ha sido utilizado desde la Edad del Bronce. En aquel momento, los objetos utilizados en metal eran fundidos con el fin de recuperar ese metal para fabricar objetos nuevos. El arte y la forma de “hacer algo nuevo con lo viejo” han existido en todas las civilizaciones. Pero, la situación ha cambiado con el desarrollo progresivo, con la industrialización y con el consumo masivo. Por ello, en 1970, el reciclaje es puesto en primer plano, nuevamente, por los defensores del medio ambiente. La situación cambia progresivamente. Los consumidores ahora reaccionan frente a la etiqueta de “producto reciclable” que puede reconocerse gracias a su logotipo.

logos-reciclaje

El proceso se hace común en la industria que se organiza para promocionarlo. Todo es muy sencillo. La recogida de los residuos domésticos se realiza a través de un “trío selectivo”. Tal como todos sabemos, existen tres contenedores de tres colores diferentes: los contenedores amarillos son para envases de plástico y latas, los contenedores azules son para papel y cartón y los contenedores verdes son para envases de vidrio.

Si bien la consigna del reciclaje de vidrio no es tan simple como parece porque exige mucha logística (transporte de botellas, cuidados especiales para no romperlas, separación por tipos de botellas o de frascos de vidrio para ordenarlos, etc.), la parte que nos concierne es muy simple: sólo debemos tener la precaución de tirar siempre los vidrios en el contenedor verde que son exclusivos para los envases de vidrio. De este modo, estaremos evitando que los vidrios vayan a parar a los vertederos.

reciclavidrio

El método que menos contaminación produce se remite a la clasificación de los residuos antes de tirarlos con el objeto de facilitar el proceso de su reciclaje. Reciclar vidrio no nos cuesta nada y estaremos haciendo algo para mejorar nuestro medio ambiente.

reciclado verde

Formas de reciclar virio

Formas de reciclar vidrio
Son muchas las personas que se preguntan “¿Todo lo que está hecho de cristal va al contenedor verde?” La respuesta es no. Hoy en día existen al menos 3 maneras muy diferentes de desemparejar y reciclar vidrio.

Pensar que el cristal es un sinónimo del vidrio es un error. Este último es un material cerámico inorgánico, transparente y amorfo, compuesto de arena de sílice, carbonato de sodio y caliza. En cambio, el cristal contiene además óxido de plomo y otras peculiaridades en su composición. Entonces; ¿Qué 3 tipos de formas existen a la hora de reciclar vidrio?

Reciclar en el contenedor verde

El contendor verde está presente en todos los puntos de reciclaje y ciudades de España. Si bien este tipo de depósito está destinado al reciclaje de vidrio, antes de nada debemos quitar aquellos materiales que no lo son: tapones de plástico, chapas o elementos decorativos. Lo contendores verdes sirven para almacenar:

Reciclar en contenedor verde
– Botellas de vino, cerveza, refrescos, licores, zumos, etc.
– Tarros de alimentos como conservas, mermeladas, aceitunas, etc.
– Frascos de cosmética; colonia y perfumes
– Desodorantes o ambientadores

Contenedor gris y naranja

En los contenedores de color gris se depositan los residuos más numerosos en la gran mayoría de núcleos urbanos: los materiales biodegradables. Asimismo, el contenedor naranja se usan exclusivamente para reciclar material orgánico. No obstante, en ambos contendores se pueden depositar determinados elementos de cristal, siempre que no sea peligrosos:

  • Bombillas convencionales
  • Cristales procedentes de vajillas: todo tipo de vasos, copas, etc.
  • Cristales planos que estén rotos pero no sean peligrosos, como por ejemplo: ventanas y espejos.

Reciclar vidrio en puntos limpios

Algunos objetos como los tubos fluorescentes, cristales enteros de ventanas y espejos, termómetros o bombillas de bajo consumo, deberían ser llevados directamente a un punto limpio de tu ciudad, dado que pueden ser demasiado grandes o en muchos casos más contaminantes que los elementos comunes.

¿Qué pasa con el video cuando llega a una planta de reciclaje?

Que pasa con el vidrio cuando se recicla
Una vez que el vidrio llega a la planta de reciclaje, el desecho pasa por un procedimiento selectivo en el cual se eliminan algunos elementos extraños como las etiquetas, los tapones o las chapas de embotellamiento. Después, se dividen por composición química y por olor, donde los más comunes son los vidrios transparentes, verdes y marrones. No obstante, el proceso es más complicado de lo que parece, ya que se deben diferenciar varios tipos de vidrio, ya sean de composición especial, sin plomo, u de otras texturas derivadas como las ventanas o los parabrisas de los coches.

Una vez hecho esto, el vidrio es triturado en molinos y pasado por imanes (para retirar cualquier tipo de impurezas metálicas adheridas) hasta formar el llamado “calcin”, un material líquido que antes de ser enviado a múltiples empresas de producción, se mezcla con sosa, caliza y arena a temperaturas de 1.600 grados.

En ocasiones, el vidrio también puede ser reciclado sin necesidad de romperlo o fundirlo, ya que es higiénico y muchas de las botellas pueden pasar por un proceso de saneamiento para volver a ser reutilizadas. Para que nos hagamos una idea del ahorro energético que supone reciclar, por cada envase que llevas al contenedor verde estás generando la energía necesaria para mantener un televisor encendido durante 3 horas o más.

Motivos para reciclar vidrio

En España se reciclaron durante el año pasado alrededor de 800.000 toneladas de vidrio, una cifra que impresiona pero que no es tan elevada sin tenemos en cuenta que tan solo una parte del vidrio que se consume se recicla.

reciclaje vidrio

Existen numerosos motivos para reciclar vidrio. En general, podríamos clasificar las razones en cuatro ámbitos: razones personales, sociales, económicas y medioambientales.

Razones medioambientales
Existen numerosas razones medioambientales para reciclar el vidrio. Una de ellas es que evitaríamos una gran cantidad de basura. Por ejemplo, 1.000 botellas en un contenedor de recogida de vidrio equivaldrían a 300 kg de basura menos. Obviamente, esta acumulación de basura causa muchos otros problemas medioambientales, como la contaminación del agua y de la tierra, amén de otros efectos como el impacto paisajístico en la zona o el deterioro de los hábitats de numerosos animales y plantas.

Por otro lado, al reciclar vidrio se disminuye la emisión de gases contaminantes a la atmósfera en un 20%. Por otro lado, reciclar vidrio permite necesitar menos recursos naturales. El vidrio se fabrica con arena, cal y sosa, por tanto se trata de recursos que se pueden agotar. Reciclando vidrio se ahorra en materias primas.

Otra de las razones para reciclar vidrio es la acumulación de basura en los vertederos, cuya situación en algunos casos comienza a ser dramática e influye enormemente en el ecosistema de la zona. El vidrio ocupa mucho espacio y tarda mucho tiempo en desaparecer.

reciclando vidrio
Razones económicas
Por supuesto, no se pueden olvidar los factores económicos a la hora de reciclar vidrio. Por ejemplo, ¿sabías que reciclar una botella de vidrio resulta un 30% más barato que fabricar una nueva? Los procesos para reciclar vidrio no solo son menos contaminantes (gastan un 25% menos de energía) sino que además ahorrar hasta un 50% de agua.

Además, cabe destacar que el vidrio es uno de los mejores materiales para reciclar, pues se puede aprovechar el 100% durante el proceso. Es decir, se puede aprovechar el 100% de un tarro para fabricar una botella de vidrio u otro tarro.

Razones sociales
Reciclar es sinónimo de una sociedad mejor, más limpia, más comprometida con el medio ambiente y con el futuro. Una sociedad que recicla es una sociedad que se preocupa por sus semejantes, que no busca el desarrollo a cualquier precio sino un desarrollo sostenible.

Razones personales
Uno de los principales motivos para reciclar, tanto vidrio como cualquier otro material, debe estar dentro de uno mismo. Al final, somos cada uno de nosotros los que debemos concienciarnos de la necesidad de mantener los recursos de nuestro planeta y respetar el medio ambiente. Y lo más importante de todo es que no nos cuesta nada, ni dinero ni apenas esfuerzo, simplemente se trata de un pequeño gesto que puede servir de mucho.

Para terminar, cabe destacar que el proceso de reciclaje de vidrio puede ser eterno, es decir, el producto no se deteriora y podría ser reciclado una y otra vez y llegar siempre como nuevo a nuestras manos.

Video