UP

-     Escrito por blanca

Cómo hacer jabón casero

Hacer jabón casero parece haberse puesto de moda. Quizás muchos optan por crear su propio jabón con el fin de ahorrar dinero, pero lo cierto es que una buena idea si lo que queremos es descubrir cómo se hace, de qué manera se elabora, qué opciones tenemos ya que podemos hacerlo de todo tipo de aromas y sobre todo conseguir que podamos lavarnos las manos o el cuerpo con nuestro propio jabón. A continuación en El Blog Verde, Cómo hacer jabón casero.

como-podemos-hacer-jabon-casero

Para elaborar nuestro jabón casero vamos a explicaros varias recetas distintas, una con zanahoria y otra incluso en la que podréis hacer jabón a partir del aceite usado y otras ¡Sorprendente!

Cómo hacer jabón casero de zanahoria

como-hacer-jabon-casero-de-zanahoria

Con un jabón casero nos aseguramos de que vamos a tener una piel mucho más cuidada dado que todos los ingredientes que vamos a utilizar son naturales y en este caso concreto vamos a hacer uno con zanahoria que sin duda, os va a encantar.

Has de saber que las zanahorias no solo nos permiten conservar el moreno de la piel en verano, sino que la presencia de carotenos entre sus componentes nos permite combatir los radicales libres y con ello vamos a retrasar el envejecimiento, además de mantener la piel hidratada y tratar incluso casos de eccema o de cicactrización de heridas.

Con un jabón de zanahoria tendrás además una piel más suave y no solo eso, sino que es muy recomendable para las personas de piel sensible y no puedan utilizar determinados tipos de jabones o los que son industriales.

Ingredientes para hacer un jabón de zanahoria:

  • Puré de zanahoria (que puedes hacer con dos zanahorias hervidas y aplastadas)
  • 190 ml de agua (de la que hemos utilizado para cocer las zanahorias)
  • 1 cucharada de sal
  • 400 ml en aceite de oliva
  • 100 ml en aceite de ricino
  • 300 ml en aceite de coco.
  • 112 gr de sosa cáustica
  • 25 gotas de aceite esencial ylang ylang 

Cómo hacer el jabón de zanahorias

Antes de comenzar a mezclar ingredientes, tienes que saber que para elaborar todo tipo de jabones es necesario hacerlo en un lugar que tenga ventilación, además de utilizar guantes, gafas y algunos utensilios que ahora veremos.

Lo primero que haces es echar en un bol o barreño, el puré de zanahorias, la sal, el agua y luego poco a poco y con mucho cuidado, la sosa caústica. Con una cuchara o palo de madera, lo vas removiendo todo y no te asustes si notas su temperatura ya que la sosa caústica es la que provoca ese aumento de la temperatura. Una vez lo tienes todo mezclado tan solo debes dejar enfriar durante una hora.

Cuando ya tenemos la mezcla fría, echamos los aceites. Debes añadir mientras vas removiendo en círculos y sin parar y hasta que notes que toda la mezcla se vuelvo más densa y consistente.

Necesitarás un molde, o varios, (de silicona o madera) en el que echar la mezcla y lo mejor es que lo tapemos con un papel de hornear (la parte brillante hacia fuera) ya que así te será más sencillo desmoldar el jabón.

Has de dejar que pasen al menos 48 horas para que el jabón se endurezca. Tras desmoldarlos, los colocas en una rejilla y en un lugar aireado para que durante un mínimo de seis semanas se cure el jabón.

Cómo hacer jabón casero con aceite usado

como-hacer-jabon-casero-de-aceite-usados

El segundo de los jabones que os explicamos cómo hacer es el jabón de aceite usado y que será perfecto en este caso para que lo utilicemos para lavar la ropa.

Ingredientes para hacer jabón casero con aceite usado:

  • 1 kilo de Aceites usados y colados.
  • 345 grs. de Agua Destilada
  •  135 grs. de Sosa caústica

Cómo hacer jabón casero con aceite usado

Con mucha cuidado comenzamos echando la sosa caústica en el agua y no al revés ya que podrías provocar una reacción química y tener un accidente. Debes echarla poco a poco y con cuidado. No olvides utilizar unas gafas para proteger los ojos, unos guantes e incluso un delantal.

Notarás como de la misma manera que con el jabón de zanahoria la temperatura aumenta. Ojo! porque puede llegar a los 80 grados de modo que cuidado y sobre todo deja que se enfríe.

Cuando se haya enfriado la mezcla, conocida como lejía caústica, la echas sobre el aceite (deben estar más o menos a la misma temperatura) y removiendo con el mismo sentido, y evitar así que se corte el jabón.

Una vez que veas que la mezcla tiene una textura o forma similar a la de la mahonesa, podemos aromatizar o colorear y para ello debes agregar colorantes naturales y aceites esenciales.

Cuando se haya acabado de mezclar todo, lo echas en los moldes, y lo mejor es tapar con un papel de horno, con un paño de de cocina o con papel film.

Deja que la mezcla repose durante dos días y desmoldas, luego lo llevas a un lugar aireado y dejas que seque durante mes o mes y medio.

Cómo hacer jabón casero sin Sosa

como-hacer-jabon-casero-sin-sosa

Ya os hemos explicado la manera en la que podemos hacer jabón casero y a pesar de que las dos nos dan como resultado un excelente jabón que podemos hacer nosotros mismos de manera natural, en ambos casos se utiliza como uno de sus componentes o ingredientes, la sosa caústica cuyo “pero” es que es bastante peligrosa a la hora de manipularla.

Hemos de ponernos guantes, un delantal y sobre todo proteger nuestros ojos ya que si fallamos o nos descuidamos se puede provocar una reacción al contacto con otros elementos y con ello un accidente. De este modo hemos querido añadir una receta en la que no se utiliza sosa de modo que no es para nada peligroso e incluso es más natural y que decir tiene que será el mejor método para hacer jabón con la ayuda de los más pequeños de la casa.

Esta receta que ahora te damos, sustituye la sosa por una planta, la  la saponaria o jabonera (Saponaria officinalis), que es la que aporta propiedades jabonosas al jabón.

Estos son los ingredientes que se necesitan:

  • 50 g de raíz de saponaria molida.
  • 1 litro de agua.
  • 1 cucharada de milenrama, (esta planta tiene propiedades antimicrobianas y favorece la curación de heridas y quemaduras de la piel).
  • 1 cucharada de rosa de mosqueta (esta planta favorece la regeneración de la piel así como su elasticidad).
  • 1 cucharada de olivo, (nos permite suavizar la piel  y protegerla).

Cómo hacer jabón sin sosa:

Comenzamos calentando agua en un cazo y cuando veas que rompe a hervir se retira del fuego y se añaden las plantas medicinales y lo tapamos.

Dejamos que el cazo con las plantas reposen entre 30 y 60 minutos. Pasado ese tiempo se cuela en bote (que preferiblemente ha de ser oscuro) y lo guardamos.

Esa mezcla podemos utilizarla durante un mes como si fuera un sustituto del jabón, ya sea para las manos, para el cuerpo en la ducha e incluso puedes lavarte el cabello como si fuera un champú. Notarás como tu piel y pelo están más suaves e hidratados.

¿Ves qué sencillo es hacer un jabón sin sosa? Será un jabón líquido que nos permite poder ahorrar un gasto durante un mes, pero además tenemos otras recetas para hacer jabón casero sin el uso de sosa caústica. ¿Qué te parece si probamos a hacer ahora uno a base de naranja? Vamos con ello.

Cómo hacer Jabón casero de naranja

como-hacer-jabon-casero-sin-sosa-jabon-de-naranja

Estos son los ingredientes que se necesitan

  • 450 gr de glicerina neutra en pastilla (hemos de ir con cuidado con ella)
  • 20 gotas de aceite esencial de naranja
  • La ralladura de media naranja

Preparación del jabón de naranja:

Comenzamos derritiendo la glicerina en un cazo al baño maría. Una vez veámos que hierve, la retiramos del fuego. Poco a poco se va añadiendo la ralladura de la naranja, así como el aceite esencial y lo vamos removiendo.

La mezcla se echa en un molde y se deja enfriar a temperatura ambiente durante una media hora. Lo metemos luego en la nevera durante 45 minutos. Pasado este tiempo, se saca, se desmolda y ya podrás usarlo.

 Cómo hacer jabón casero de lavanda

lavender soap with fresh flowers

El jabón de lavanda es quizás uno de los que más suelen gustar a todo el mundo ya que dejan un aroma fresco y muy limpio incluso en la ropa. Hemos hablado previamente de cómo hacer jabones caseros qué nacen a partir del aceite o de la zanahoria, pero hacer uno a partir de la planta de la lavanda nos proporcionará una serie de beneficios que no encontraremos de otro modo.

Piensa que entre otras, la lavanda tiene estas cualidades:

  • Es astringente por lo que te ayuda al tratamiento de dermatitis, de problemas de acné o para curar heridas.
  • Es relajante
  • Tiene un aroma increíble de modo que nos dejará un olor que durará todo el día e incluso podemos utilizarlo para dejarlo dentro del armario y que de este modo nuestra ropa huela mejor.

Vayamos ahora a explicar paso a paso cómo podéis hacer vuestro propio jabón casero de lavanda y para ello necesitamos primero tener todos estos ingredientes.

  • 210 ml de aceite de oliva o de girasol
  • 30 gr. de sosa cáustica
  • 65 ml. de agua destilada
  • Aceite esencial de lavanda
  • Flores de lavanda frescas o secas

No olvides además que para hacer este tipo de jabón, en el que la sosa caústica es uno de los ingredientes, deberemos utilizar gafas de protección y guantes, así como un delantal.

Además debes tener a mano una batidora para mezclar los ingredientes, así como un recipiente de cristal, una cazuela, una cuchara de madera y como no, el molde para colocar el jabón (no deben ser de aluminio y si no tienes un molde puedes utilizar la base de un brick de leche por ejemplo).

Cómo hacer el jabón de lavanda

Cogemos el molde, o la base del brick de leche, y echamos dentro las flores de lavanda (sean frescas o secas) de modo que al desmoldar veremos como estas quedan pegadas al jabón que hayamos hecho.

Con las gafas y los guantes puestos, echamos dentro del recipiente de cristal la sosa caústica y el agua destilada. Primero la sosa y seguido el agua para no crear reacciones peligrosas. Veremos que comienza a subir y a calentarse. Lo dejamos enfriar y es mejor que lo dejes junto a una ventana para que se enfríe más rápido y para evitar respirar su emisión.

En un cazo a fuego lento echamos el aceite y lo calentamos, cuando esté a unos 40 grados, lo echamos en la batidora con la sosa cáustica y batimos sin que salpique. Batimos hasta que notemos que nos queda una espesura similar a la de un gel.

Sin que se enfríe, echamos 20 o 30 gotas de aceite esencial de lavanda y también algunas flores de lavanda, y se mezcla todo bien.

Echamos la mezcla al molde y volvemos a echar más flores para que también se vean por el otro lado. Lo tapamos con una toalla para que se mantenga caliente y pueda producirse lasaponización, y lo dejamos reposar hasta que enfríe durante 24 horas. No lo toques, no lo destapes y no lo remuevas.

Una vez han pasado 24 horas, lo desmoldamos y lo dejamos en un lugar fresco y seco durante un período entre un mes y medio y dos meses.

Otra opción mucho más sencilla es comprar una pastilla de jabón de glicerina transparente. Lo ponemos a hervir y cuando se haya derretido, echamos gotas de aceite de lavanda y algunas flores de lavanda. Luego lo colocamos en un molde y dejamos que se seque hasta desmoldarlo al día siguiente.

Cómo hacer Jabón de glicerina

Cómo-hacer-jabón-casero-de-glicerina

Otra opción es la de que hagas un jabón de glicerina, con el color y el olor que tú desees. Lo único que has de hacer es derretir una pastilla de glicerina en pequeños trozos.

La puedes calentar en el microondas o en agua hirviendo y otra opción es que compres glicerina líquida pero en ese caso deberás mezclarla también con agua caliente hasta que se espese. En ambos casos debes asegurarte de que mientras se derrite no se vayan formando burbujas, para ello debes dar vueltas con una cuchara de madera por ejemplo, a la glicerina.

Si deseas que sea de un color específico, tendrás que añadir colorante, así como el aceite esencial del aroma que prefieras. Lo mezclas todo y lo echas en un molde que deberá reposar durante unas horas hasta que se solidifique y esté frío.

Cómo hacer Jabón de Aloe Vera

Cómo-hacer-jabón-casero-de-aloe-vera

El aloe vera tiene infinidad de propiedades para nuestra piel de manera que hacer un jabón de esta planta será estupendo para lavar el cuerpo, y también la cara.

Para hacer el jabón necesitarás:

  • Aloe Vera
  • 3 Litros de Aceite de oliva virgen (si lo preferís podéis utilizar aceite de oliva)
  • 3 Litros de Agua
  • 1/2 de Sosa cáustica

Hierve el agua y la echas en un recipiente al que con cuidado (y protegido con guantes, gafas y delantal) echarás la sosa caustica. Remueve la mezcla y deja que repose durante una hora hasta que se enfríe y en un lugar ventilado.

Mientras se enfría la mezcla previa, coge el aloe vera y cortalo a trozos, además retira la pulpa y bate los trozos. Templa el aceite en el microondas.

A la mezcla anterior añade el aceite sin dejar de remover, y luego el aloe vera batido. Lo remueves bien hasta que quede casi cuajado y puedes echar unas gotas de aceite esencial si deseas que tenga algún aroma en concreto.

Vuelca la mezcla en un recipiente o molde y deja que se enfríe. Al día siguiente ya tendrás tu jabón hecho y podrás cortarlo en los trozos que desees. Dejas que repose entre 15 y 20 días y así se pondrá duro y podrás utilizarlo.

Cómo hacer Jabón de Azufre

Cómo-hacer-jabón-casero-de-azufre

El azufre es bueno para eliminar el exceso de grasa en la piel de modo que es también un buen consejo cuando se trata de hacer un jabón natural o casero.

Para poder hacer este jabón necesitarás los siguientes ingredientes: 

  • Base de jabon de glicerina, 150 gr.
  • Azufre molido, 1 cucharada sopera, al ras.
  • Aceite de oliva, media cucharada sopera.
  • Aromatizante para jabón de limon, esencia o fragancia, 10 gotas.
  • Colorante o tinte de jabón (opcional), 5 gotas.

Comenzamos cortando unos trozos de jabón de glicerina, que meteremos en el microondas hasta que queden bien derretidos.

Una vez derretida la glicerina, le echamos el azufre (previamente tamizado para que no queden grumos) y removiendo para que se mezcle correctamente.

Echa un poco de aceite de oliva para que hidrate más, diez gotas de aceite esencial de limón (que aportará su aroma) y unas gotas de colorante. Remueve todo bien y lo echas en un molde. Dejamos que repose 24 horas para que se enfríe y podamos utilizarlo.

Cómo hacer Jabón de hierbas aromáticas

Cómo-hacer-jabón-casero-de-hierbas-aromaticas

De hierbas aromáticas ya hemos visto cómo hacer el jabón de lavanda anteriormente pero lo cierto es que no es el único tipo que podemos hacer. Piensa que los jabones elaborados a partir de las hierbas aromáticas olerán muy bien y además serán beneficiosos para la piel.

Para hacer este jabón necesitarás lo siguiente:

  • 310 ml de agua
  • 50 ml de sosa caústica
  • 1 litro de aceite de girasol
  • 20 ml de aceite de romero

Hacer jabón de romero

Podemos hacer uno de romero, que consiste en aceite esencial de romero y aceite con sosa cáustica y poco más. Para ello, tendremos que comenzar cogiendo  un recipiente y añade 310 ml de agua caliente, a la que añadiremos 50ml de sosa cáustica y lo mezclamos (bien protegidos con guantes y gafas, además de un delantal) con una cuchara de madera.

Luego añade aceite ( de oliva o de giraol) a la mezcla del  agua con la sosa cáustica. Ha de quedarte todo bien mezclado de modo que es mejor que lo hagas con una batidora.

Cuando notes que ha espesado añade 20 ml de aceite de romero y vuelve a mezclar bien. Una vez veas que ya está todo homogéneo lo viertes en un molde y dejas que repose 15 días hasta que se ponga duro y puedas usarlo.

Hacer jabón de rosa mosqueta

Para hacer este jabón necesitarás:

  • 20 ml Aceite de rosa mosqueta
  • 70 ml Aceite de coco
  • 300 ml Aceite de oliva virgen
  • 310 ml de Agua
  • 50 ml de Sosa caústica

Cómo hacer jabón de rosa mosqueta

También podemos hacer un jabón a partir de la mezcla del aceite de rosa mosqueta, con un poco de aceite de oliva virgen, agua, sosa cáustica, aceite de coco y unas cápsulas de vitamina E (para que se mantenga mejor el jabón y durante más tiempo).

Coge un recipiente y añade 310 ml de agua caliente, a la que añadiremos los 50ml de sosa cáustica y lo mezclamos (bien protegidos) con una cuchara de madera.

Luego mezcla 300 ml de aceite de oliva virgen y 70 ml de aceite de coco en un recipiente y cuando lo hayas mezclado lo echas al agua con la sosa cáustica. Ha de quedarte todo bien mezclado de modo que es mejor que lo hagas con una batidora.

Cuando notes que ha espesado añade 20 ml de aceite de rosa mosqueta y vuelve a mezclar bien. Una vez veas que ya está todo homogéneo lo viertes en un molde y dejas que repose 15 días hasta que se ponga duro y puedas usarlo.

Cómo se hace jabón casero en la Thermomix

El jabón casero cada vez nos está gustando más y es que se consiguen unos aromas increíbles y con propiedades totalmente reales y auténticas, sacadas directamente de la naturaleza, por eso, no es de extrañar, que en algún momento, apareciera el jabón hecho con la Thermomix.

como-se-hace-jabon-casero-thermomix

Y es que la Thermomix, siempre se ha caracterizado por hacerle la vida más fácil a quien cocinara, porque tiene muchas funciones, de las cuáles, la de hacer jabón se desconocía. Pero que no tardaremos en poner en práctica, para poder beneficiarnos de la rapidez y la calidad de Thermomix, para hacer una de las cosas que más nos gusta hacer, jabones.

Cómo se hace jabón casero en la Thermomix: ingredientes

  • Gafas de protección. No son caras en las ferreterías, así que podrás hacerte con unas de buena calidad.
  • Guantes. Puedes usar los de fregar platos o lo quirúrgicos que venden en cajas de cien unidades. La cuestión es que necesitas guantes que no sean de un tejido absorbente como la lana.
  • Mascarilla. También de venta en ferreterías.
  • Un litro de agua. no hace falta que sea mineral.
  • Un litro de aceite de oliva virgen extra. Si puede ser de sabor suave mucho mejor, para que los aromas no se entremezclen.
  • 200 gramos de sosa cáustica, que puedes encontrar en algunos supermercados como Mercadona, en la parte de los productos de limpieza.
  • Moldes de silicona. En principio puedes usar cajas como las de leche, que puedan desmoldarse bien, pero con la silicona, no sólo quedan bien desmoldados, sino que puede darle formas divertidas y graciosas.
  • Cuchara de madera o de plástico, que sólo se use para estos preparados.
  • Esencias naturales, como hierbas aromáticas o extractos.
  • Colorantes alimentarios.

Cómo se hace jabón casero en la Thermomix: proceso

Primero, nos protegemos. No es que la sosa cáustica vaya a explotar, pero sí que comienza a soltar vapores que no son del todo sanos para el ser humano. Vertemos en un cuenco, el agua y luego la sosa cáustica, poco a poco, removiendo. El agua se irá calentando, así que dejaremos que se enfríe, dejándolo reposar durante unas tres horas.

Cuando se haya enfriado, vamos a la Thermomix y vertemos en el interior el litro de aceite de oliva virgen extra y poco a poco, comenzamos a echar el líquido resultante del agua con la sosa cáustica. Removemos con la cuchara y echamos el colorante que queramos ponerle. Luego, programamos la Thermomix para veinte minutos a velocidad 2, pero sin temperatura. Cuando termine, echamos los aceites aromáticos que queramos echarle, pero en forma de extracto y lo programamos para un par de minutos más.

como-se-hace-jabon-casero-thermomix-ingredientes

Cuando haya quedado todo bien mezclado, lo vertemos en los moldes de silicona. Habrá mucha cantidad, así que es mejor que tengas preparado varios moldes o una placa grande de silicona, para verter toda la mezcla. Cuando lo hayamos vertido y si no has echado extractos de aroma, porque lo que le vas a echar son hierbas aromáticas sólidas, es el momento de hacerlo.

Ahora, lo dejaremos reposar durante tres días, para que se solidifique del todo. Cuando esté sólido, nos pondremos los guantes y desmoldamos las pastillas de jabón y enjuagamos con un poco de agua, para eliminar los restos de sosa. Luego, los dejamos separados entre ellos y los dejamos reposar en el aire durante cuatro semanas.

como-se-hace-jabon-casero-thermomix-jabon

Transcurrido el tiempo, ya tenemos las pastillas de jabón, hechas por completo y podremos utilizarlas para limpiar la ropa, los platos, la piel… es un jabón natural, totalmente casero y respetuoso con el medio ambiente.

Todas estas pastillas de jabón, puedes hacerlas de la nada con un poco de paciencia y dedicación. Merece la pena el esfuerzo para crear algo que no sólo te hará ahorrar, sino que respetará el medio ambiente. Prueba con estas pastillas de jabón o intenta hacer un champú casero que también sea respetuoso.

ElBlogVerde.com

Newsletter