UP

-     Escrito por emma

Cómo cultivar la bugambilia en nuestro jardín

Algunos piensan que siendo verano y el calor que hace, unas flores no pueden llegar a aparecer, pero nada más lejos de la realidad, porque una flor muy fuerte y que no para de florecer durante el verano es la bugambilia o buganvilla. Una flor de llamativos colores que no pueden faltar en verano.

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin

Como veis, esta flor, ya la reconocéis y es una flor que sin duda alegra las calles y los balcones desde donde caen y puede que te pique el gusanillo de tenerlas en tu casa, para que puedas disfrutar también tú, de ellas. Así que si os apetece darle un toque de color a vuestras puertas, ventanas y balcones, seguid leyendo para descubrir cómo cultivar la bugambilia en nuestro jardín.

Bugambilia

Se trata de una planta que se acumulan en arbustos, pero que son trepadoras si se colocan en ventanas o puertas. Sus ramas son fuertes y vigorosas, ya que son más gruesas que las de un arbusto normal. Estas mismas ramas, pueden llegar a medir 8 metros de longitud y cuando crecen, para que sigan trepando, es buena idea ayudarle con algunos alambres, para fijarlo y así, que siga trepando.

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin-balcon

También, puedes dejarlas sueltas por supuesto, creando verdaderas cortinas de tonos violáceos de lo más llamativo. Por eso, se emplean para decorar ventanas, puertas, pérgolas, haciendo que se enreden, caigan de manera natural y así ver su verdadera belleza, en las diferentes tonalidades en las que se ven: rosa, beige, amarillo… Bajo muchas de sus hojas, en el ángulo de la axila, suele tener espinas, por lo que no se puede manejar con sencillez, porque podríamos hacernos daño.

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin-cuidados

Sus flores no es lo que vemos a primera vista, como muchos creíamos. No son esas láminas de diferentes colores que contrastan con el verde de sus hojas, sino que son pequeñas flores tubulares, de tronco estrecho, que se encuentra en el interior. Lo que le rodea, son las brácteas, que es una protección de la flor y que es de llamativos colores.

Su vida se alarga durante varios años, desde que florecen por primera vez y sin duda, es un elemento decorativo de lo más natural.

Bugambilia – Luz

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin-luz

La luz es un factor clave para que florezca de manera frondosa y espectacular, porque es una planta que reacciones a la luz solar. Por supuesto, hablamos de luz natural. Así que si vas a cultivarla, recuerda que debes plantarla en un sitio en donde la luz natural dé durante mucho tiempo y de manera intensa. Ya sea en un balcón o en un invernadero, si lo que quieres hacer es que florezca, tienes que darle la luz que necesita. Quizás por eso, en algunos sitios no puede florecer, porque necesita que la luz sea muy intensa.

Bugambilia – Riego

En invierno, hay que regar con frecuencia, pero no en grandes cantidades. No hay que permitir que se quede seco, aunque es bueno, dejar de regar una semana antes de que comiencen a brotar las flores.

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin-forma-de-regar

En verano, aunque se necesite riegos más frecuentes, no hay que excederse ni dejar encharcada la maceta o a la planta, porque el exceso de agua hace que los pétalos se caigan y se estropee el color, por lo que hay que tratar de regarlas con una lluvia fina, especialmente por la noche.

En verano, tratar de regarlas cuando no le dé el sol directamente o le creará quemaduras.

Bugambilia – Substrato

Para que crezca adecuadamente, trataremos que el substrato de la bugambilia sea de un 35% de arena de grano grueso o algo semejante, como la tierra volcánica, que es muy fértil. El otro 65% debe ser mantillo.

Hay que tener cuidado de cómo colocamos las capas, luego, porque tenemos que permitir que el drenaje de la planta sea el correcto. Procuraremos ponerlo en el fondo, luego grava y más arriba las piedras, para que pueda colarse por todos lados.

Bugambilia – Abonado

Desde que comienza a florecer, finales de primavera, se irá abonando cada quince días, hasta finales de verano, que es cuando ya no echa flores. Se empleará un abono líquido para bonsáis. En invierno, al no haber flores, no abonar, no será necesario.

Tampoco hay que abonar recién trasplantada la planta, hay que esperar a los primeros brotes.

Bugambilia – Poda

A la hora de podar, tenemos que tener en cuenta la dirección que tenga la yema que nace de la primera hoja de la rama. Siempre podaremos por encima de una hoja que tenga una yema hacia el exterior de la copa o hacia la dirección que queremos.

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin-poda

Si queremos hacer una poda drástica, para eliminar ramas viejas y permitir que vayan creciendo ramas nuevas, cada año, tenemos que hacerlo justamente antes de la primavera o finales del invierno.

Pero la poda ideal es durante la floración, en donde crecerán de 6 a 8 hojas y será el momento ideal de podar 2 ó 3.

Bugambilia – Alambrado

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin-alambrado

Más que trepar, la bugambilia se apoya. A pesar de tener el tronco fuerte, al ser flexible, es muy denso y pesa mucho, por lo que para poder trepar, necesita de algo de alambrado. Para ello, solamente tenemos que sujetar algunos tramos con algo de alambre envuelto en plástico. De esta manera, seguirá subiendo y enredándose si es lo que buscamos.

Bugambilia – Trasplante

No son muy frecuentes los trasplantes, ya que no suelen soportarlo y no pasan de ahí. Por eso, si quieres trasplantarlo, tienes que tener en cuenta de que no debe ser muy agresivo, porque podrían no superarlo.

como-cultivar-la-bugambilia-en-nuestro-jardin-trasplante
  • Trasplantar cada dos o tres años, al comienzo de la primavera o antes de que salgan las primeras flores.
  • Si se poda antes o después, tratar de hacer un intervalo mínimo de tres semanas, para que no tenga que soportar, la planta, tantos cambios en poco tiempo.
  • Durante el trasplante, eliminar las raíces podridas y las más grandes
  • Cuando se eliminen las raíces, tener en cuenta que hay que eliminar hojas también, porque si no, será demasiado trabajo para las raíces, alimentar a tantas hojas.
  • Durante un tiempo, tras el trasplante, quitar la planta del sol directo.

Bugambilia en nuestro jardín

Aunque veáis cómo la bugambilia necesita determinados cuidados, determinadas temperaturas para florecer y sin duda, una nutrición especializada para ella, no significa que no merezca la pena. Y ni no te lo crees, échale un ojo a esta recopilación de fotos de bugambilia decorando diferentes plazas y balcones, de manera que nos enfrentamos a una estampida de color.

Sin duda, la bugambilia es una planta hermosa que llena de luz y de color las diferentes instancias o plazas en donde se encuentra, dándole un toque clásico y elegante a las paredes. Si quieres cultivar bugambilia en tu jardín, no dejes de tener en cuenta lo que te enseñamos aquí en Elblogverde.

Esta flor es popular en el verano y si quieres conocer las flores que crecen en esta estación sólo tienes que seguir en el siguiente enlace.

ElBlogVerde.com

Newsletter