UP

-     Escrito por esther

Cambio de hora 2016- 2017 ¿Cuándo se cambia la hora?

El cambio de hora es el típico momento que, a pesar de suceder cada año, una vez tras otra nos pilla despistados. A alguno seguro que le ha costad algún disgusto, como llegar tarde al trabajo o perder un vuelo. Para que esto no vuelva a suceder te indicamos cuándo debes hacer el cambio de hora en este año 2017.

cambiodehora

El cambio de hora: ¿cómo y por qué?

Esta decisión se remonta a 1976 y el objetivo principal es reducir el consumo de energía. La idea era alargar el atardecer con el fin de utilizar menos electricidad para la iluminación. Y ahorrar 300.000 TEP (es decir, las toneladas equivalentes de petróleo). A pesar de que se estima un ahorro energético que alcanza los 250.000 TEP, el resultado sigue siendo muy importante en países como Francia e, inclusive en Bélgica, ya que son menos dependientes del petróleo.

En la actualidad, este cambio de horario está regulado por un decreto real del 19 de diciembre de 2001, que se basa en la directiva europea 2000/84/EG del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea del 19 de enero de 2001. Para lograr que el cambio de hora sea más armonioso, Europa ha querido facilitar los medios de transporte, las comunicaciones y el intercambio entre los países.

relojes cambio de hora

No obstante, el objetivo fundamental de nuestro cambio de hora 2017 sigue siendo lograr el ahorro energético, ahorro de electricidad, ahorro de luz. Es decir estirar los días para sacarle más provecho a la energía solar. Es decir, que todos podamos ganarle tiempo al tiempo y aprovechar más y mejor las horas que nos obsequia el sol en nuestras actividades cotidianas como, por ejemplo, la salida del trabajo, las horas de estudio con luz natural o cualquier tipo de actividad recreativa como puede ser dar un paseo por el parque aprovechando, al máximo, la luz natural. El impacto de ahorro energético que implica este cambio de hora es significativo para toda Europa.

Cambios de hora 2016 – 2017

Durante lo que queda de este año y el próximo estos son los cambios de hora que debemos afrontar.

Solsticio de Invierno 2016

Es el único cambio de hora que queda por hacer en este 2016. La madrugada del sábado 24 de octubre habrá que adelantar los relojes. A las 03:00 pasarán a ser las 02:00. Dicho de forma que todo el mundo lo entiende, ese día vamos a poder dormir una hora más. Hasta que se vuelve a cambiar la hora para pasar al horario de verano, España está en la zona horaria GMT+1.

cambio horario

El paso del horario de primavera a horario de verano en 2017 se realizará en la madrugada del 25 al 26 de marzo. Ese día dormiremos una hora menos ya que a las 02:00 pasarán a ser las 03:00. Hasta que vuelve a llegar el horario de invierno en España estaremos en el horario GMT+2

La madrugada del 28 al 29 de octubre de 2017 se vuelve a retrasar una hora el reloj. A las 03:00 habrá que poner los relojes en las 02:00. Con lo cual se duerme una hora más. Regresamos a la zona horaria GMT+1.

Una lástima que los cambios de hora se hagan el sábado y no podamos librarnos, al menos una vez al año, de esos madrugones que nos hacen ir como zombies por la calle.

Propuesta de Cambio del Huso horario en España

Se lleva intentando cambiar el horario de España pero hay personas de acuerdo y otras que no. En 1942 Franco obvió el Meridiano de Greenwich y el hecho de que estamos en el huso natural de Marruecos, Portugal y Reino Unido y pasarnos a la hora de Berlín. Esto nos afecta a nuestras jornadas laborales.

En el siguiente vídeo os mostramos en qué nos afecta el cambio de huso horario.

Consejos para que los cambios de hora te afecten menos

Cambio de hora

Es indudable que los cambios de hora también tienen diversos efectos sobre nuestro cuerpo. Al igual que cuando nos toca atrasar el reloj estamos encantados ante la perspectiva de poder dormir una hora más, cuando nos toca adelantarla refunfuñamos ante lo que nuestro cuerpo considera despertarse una hora antes para ir a trabajar. En todo caso, lo más normal es que nos acostumbremos a este cambio rápidamente, aunque hay personas a las que realmente les afecta esta variación. Para hacerte la vida más fácil, queremos darte algunos consejos que te harán más llevadero el próximo cambio de hora al que te tengas que enfrentar.

Retrasa o adelanta la hora paulatinamente. Algunos expertos aconsejan que, cuando sea posible, realicemos el cambio de forma paulatina para que nuestro cuerpo se acostumbre poco a poco al nuevo horario. Así, puedes adelantar o atrasar un cuarto de hora tu reloj en los días previos al cambio para que estés totalmente acostumbrado a la nueva hora cuando llegue el momento. Esta previsión puede no ser factible para cosas como la hora de entrada al trabajo o el momento de coger un medio de transporte, pero puede ayudarte mucho a la hora de conseguir que tu cuerpo se adapte a nuevos patrones de sueño y de comida. Así pues, adelantar o atrasar quince minutos el momento de comer o de irte a la cama hará que el cambio resulte menos traumático para tu cuerpo.

No cambies tu rutina. Algunas personas deciden utilizar algún medicamento para acostumbrarse al nuevo horario o echarse una siesta en medio del día para recuperar el sueño perdido con el cambio. Nosotros te recomendamos que no hagas esto, pues modificar tu rutina solo hará que tu cuerpo tarde mucho más en acostumbrarse al cambio. Si te sientes cansado o algo desorientado, siempre será mejor conseguir que nuestro cuerpo recupere energía por medios naturales, como ingerir alimentos llenos de vitaminas, pasar más tiempo al sol o prestar una mayor atención a nuestra hidratación, entre otras posibilidades. Así tu cuerpo podrá conseguir un poco más de energía adicional para superar los baches de cansancio que puedas sentir durante el día sin recurrir a medios que puedan dificultar tu organismo se habitúe al cambio.

Cambio de hora ninos

Si puedes, no recurras a la cafeína. Mucha gente aumenta su consumo de cafeína para hacer frente a los cambios de hora, sobre todo cuando el cuerpo tiene la sensación de haber dormido menos de lo usual. Sin embargo, esta es una opción a evitar, pues la cafeína es un excitante que puede afectar negativamente a nuestro humor. Además, también puede provocar que nuestro sueño se altere aún más, haciendo que ese consumo extra de cafeína que, en principio, solo iba a ayudarnos a pasar esos días difíciles, se convierta en algo cotidiano. Por lo tanto, intenta no aumentar tu consumo de cafeína durante ese periodo.

Si tienes hijos pequeños, trata de prepararlos con antelación para este cambio. Los niños suelen ser los que más notan esta variación, especialmente a la hora de las comidas y de irse a la cama. Cuando se produce un cambio de hora, sus patrones de sueño y hambre se alteran completamente, por lo que tanto ellos como sus padres pueden pasar unas semanas muy duras hasta que se acostumbran a la nueva situación. Por lo tanto, si tienes niños, intenta hacerles la transición lo más llevadera posible adelantando o atrasando paulatinamente los horarios de sueño y de comidas durante las semanas inmediatamente anteriores. Si es posible, adelanta o atrasa sus horarios cinco o diez minutos durante los días previos al cambio de hora. De esta forma, cuando llegue el día, apenas notarán la diferencia.

También os puede interesar:

ElBlogVerde.com

Newsletter