Escrito por Tendenzias

Árboles dañados por pinturas

¿Sabías que pintar los troncos de los árboles no es una práctica saludable? Ante la gran cantidad de ejemplares teñidos de diversos colores, es importante dar a conocer los efectos negativos de esta actividad que pone en riesgo la salud de las plantas. Hoy en El Blog Verde te hablamos sobre árboles dañados por pinturas.

arbol pintado

Pintar troncos de árboles: ¿para qué se hace?

Seguro que en alguna ocasión, caminando por nuestra ciudad o localidad, hemos visto alguna vez algún árbol o grupo de árboles con sus troncos pintados, generalmente de color blanco (aunque pueden estar pintados de cualquier otro color). Se trata de una práctica cada vez más habitual que puede responder a una serie de razones.

Uno de los motivos para pintar los troncos de blanco es proteger a la planta de las plagas de insectos o bacterias que los pudieran afectar. Se supone que la pintura añade una capa tóxica al tronco que es capaz de proteger al árbol de agentes externos, por eso es tan común ver en las ciudades y sobre todo en algunos parques los troncos de los árboles pintados de blanco.

arboles pintados
Otras de las razones por las que se suelen pintar los troncos de los árboles es como como señal indicativa, por ejemplo para mostrar direcciones o incluso señales de circulación (¿por qué no usar directamente una señal de tráfico y ya está?) o incluso como mero elemento decorativo. Muchas veces os árboles de los parques se convierten en auténticos murales donde los “artistas” se muestran en todo su esplendor.

Estas son, en principio, la razones más comunes por las que se suelen pintar los árboles. Seguramente en todos estos casos existe una buena intención de fondo a la hora de pintar los árboles. Sin embargo, a veces las intenciones no son lo que cuentan y se consigue precisamente el efecto contrario. En el caso de pintar los troncos de los árboles, ¿qué problemas puede llegar a crear?

Inconvenientes de pintar los troncos de los árboles

Como ya os hemos comentado anteriormente, pintar los troncos de los árboles es algo que se puede realizar por diferentes motivos y que, a pesar de contar con algunas ventajas para los árboles, también cuenta con una importante serie de inconvenientes que merece la pena comentar. Vamos allá.

En primer lugar, es obvio señalar que al aplicarle pintura, cal o cualquier otra sustancia al tronco estamos aplicando un producto químico artificial sobre la superficie del árbol. La sensación para este ser vivo sería la misma que si nosotros nos recubriéramos todo el cuerpo de pintura. Evidentemente, esto no afectaría a la piel de la misma manera que al árbol le afecta al tronco. También nos afectaría a la hora de respirar, y en eso el árbol tampoco es distinto a nosotros. Seguro que no te gustaría tener que vivir embadurnado de pintura; pues al árbol tampoco.

Por otro lado, esta pintura que se utiliza en los troncos de los árboles se va derritiendo poco a poco por efecto del agua de lluvia, provocando que la pintura vaya cayendo desde el tronco hasta las raíces, modificando las propiedades del suelo que rodea el árbol. La pintura provoca que aumente el pH del suelo y que éste se vuelva más alcalino. Esto impide que el árbol absorba el hierro del subsuelo, lo que afectará a su desarrollo. Incluso, puede llegar a provocar una enfermedad llamada clorosis y que impide que el árbol pueda realizar la fotosíntesis correctamente. En otras palabras, el árbol podría morirse de hambre.

pintar arboles
Además, el hecho de pintar o echar cal en los troncos de los árboles protege tanto como mucha gente cree de las bacterias o agentes externos que afectan a los árboles. La realidad es que la mayor parte de estos agentes externos contagian al árbol a través del aire o, sobre todo, del agua, por lo que es totalmente falso pensar que por pintar los troncos les estamos protegiendo de alguna enfermedad. En los grandes bosques los árboles crecen libres y sin problemas y ellos mismos se encargan de combatir las plagas y enfermedades. Seguro que no veremos en ningún bosque salvaje árboles pintados.

También, habría que hablar de una cuestión de respeto y civismo. ¿Por qué los seres humanos tenemos que meternos en todo? ¿Por qué tenemos que tocarlo todo y fastidiar todo lo que tocamos? ¿Por qué no podemos dejar a los árboles vivir tranquilos? Ellos ya saben muy bien lo que necesitan para vivir. Cuando uno ve un árbol pintarrajeado, piensa en la típica persona que tiene que cuidar de unos niños pequeños que le pintan la cara, le visten con ropas raras, etc y no puede decir nada porque son sus sobrinos o los hijos de un amigo. En el caso de los árboles es aún peor porque quien los pintarrajean son perfectos desconocidos y, además, el árbol no es que no quiere decir nada, es que no puede o, al menos, nosotros no le entendemos. Si pudiéramos saber lo que está diciendo en ese momento, seguramente sería: “Déjenme en paz, por favor“.

Por último, a todos aquellos que creen que es bonito y creativo “decorar un árbol”, ¿qué hay más bonito y magnífico que ver a un árbol crecer en todo su esplendor? Dejen sus pinturas para los cuadros o para las paredes de su casa.

Como puedes ver, pintar los troncos de los árboles no es tan beneficioso como mucha gente cree, al contrario, puede llegar a ser bastante perjudicial para ellos. Esperamos que el artículo te haya gustado y hayas tomado nota. Para terminar, os dejamos con unos enlaces que os podrían resultar útiles para complementar la información del artículo.

Enlaces de interés
En El Blog Verde tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes si eres amante de los árboles:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

ElBlogVerde.com

Newsletter