Escrito por Tendenzias

Alarma en el mundo por el descubrimiento de “zonas muertas” o sin vida en el Océano Atlántico

¿Cómo es que se producen la muerte de millones de peces en algunas costas del planeta? La contaminación y el calentamiento global son dos motivos pero parece que un nuevo hallazgo podría dar respuesta a esta cuestión. A continuación en El Blog Verde os hablamos de la alarma en el mundo por el descubrimiento de “zonas muertas” o sin vida en el Océano Atlántico.

Tenemos este otro artículo de interés sobre la contaminación en el oceáno atlántico:

Calentamiento global | Consecuencias

IDL TIFF file

Alarma en el mundo por el descubrimiento de “zonas muertas” o sin vida en el Océano Atlántico

alarma-en-el-mundo-por-el-descubrimiento-de-zonas-muertas-o-sin-vida-en-oceano-atlantico-ejemplo

Un suceso ocurrido a unos cientos de kilómetros de la costa de África occidental, ha dado la voz de alarma sobre zonas muertas en el oceáno atlántico. Ha sido un equipo alemán y canadiense de investigadores que en la zona mencionada detectó ‘regiones muertas’, los cuáles ofrecían niveles extremadamente bajos de oxígeno.

Según el estudio de los científicos, dichas áreas se forman en remolinos empobrecidos de oxígeno y se trasladan hacia el oeste, con velocidades que pueden variar entrelos 4 y los 5 kilómetros por día. En estas zonas la supervivencia de la fauna marina que allí se encuentra es complicada y más si tenemos en cuenta que la mayor parte son microorganismos. De este modo, cualquier animal que respira el ‘agua muerta’ de estos remolinos muere, abriendo así las posibilidades de que se acabe produciendo una muerte masiva o que entendamos un poco mejor el porqué nos encontramos en las costas tales cantidades de fauna marina y peces muertos.

Según alertan los científicos estas regiones tan mortíferas, se producen por la rápida circulación del agua, dentro de los remolinos, que provoca una verdadera dificultad a la hora de intercambiar el oxígeno. A ello se suma el fenómeno por el cual la misma rotación genera una capa de varias decenas de metros de espesor, en la superficie de los remolinos, donde se favorece el que crezcan plantas que, al descomponerse, consumen el oxígeno.

“Antes de nuestro estudio, se creía que las aguas abiertas del Atlántico Norte tenían concentraciones mínimas de oxígeno de aproximadamente 40 micro moles por litro de agua de mar”, ha explicado el autor principal del estudio Johannes Karstensen. Sin embargo, estas proporciones han disminuido con respecto a las mediciones realizadas con anterioridad.

ElBlogVerde.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos